Peng Shuai, la tenista que acusó de abuso sexual a un alto funcionario chino, lleva 10 días desaparecida

La WTA, el organismo que supervisa el circuito femenino, se pronunció después de que varios tenistas comenzaran una campaña expresando preocupación por la situación de la jugadora china, quien denunció a Zhang Gaoli, uno de los hombres más poderosos del régimen de Xi Jinping

La china Shuai Peng devuelve ante la rumana Sorana Cirstea durante la primera ronda del Abierto de Francia, el martes 30 de mayo de 2017. (AP Foto/Michel Euler, archivo)
La china Shuai Peng devuelve ante la rumana Sorana Cirstea durante la primera ronda del Abierto de Francia, el martes 30 de mayo de 2017. (AP Foto/Michel Euler, archivo)

El director de la WTA Steve Simon pidió este domingo que las denuncias de la tenista Peng Shuai, que acusa a un ex viceprimer ministro chino de forzarla a mantener relaciones sexuales, “sean investigadas de manera completa, justa, transparente y sin censura”.

“Los recientes eventos en China relacionados con una jugadora WTA, Peng Shuai, son de gran preocupación”, añadió Simon.

El organismo que supervisa el circuito femenino se pronunció poco después que la comunidad de tenis se mostrara cada vez más preocupada por plantear la cuestión de la seguridad y el paradero de la jugadora china.

Peng ha estado desaparecida durante los últimos 10 días y ha sido borrada de las redes sociales chinas desde que acusó a uno de los líderes de su país de violación en su cuenta de Weibo, el equivalente chino de Twitter.

Bajo el hashtag #WhereIsPengShuai, la comunidad del tenis ha comenzado a mostrar su preocupación por la jugadora de 35 años que fue campeona de dobles en Wimbledon en 2013 y en el Abierto de Francia un año después.

“Sí, estas acusaciones son muy inquietantes”, tuiteó la dieciocho veces ganadora de Grand Slam, Chris Evert, el domingo. “Conozco a Peng desde que tenía 14 años; todos deberíamos estar preocupados; esto es serio; ¿dónde está? ¿Está a salvo? Cualquier información sería bienvenida”.

El mensaje de Chris Evert
El mensaje de Chris Evert

El hashtag también fue utilizado el sábado por la jugadora francesa Alize Cornet, quien dijo “no nos quedemos callados”, y el jugador británico de Copa Davis Liam Broady, quien escribió el domingo: “No puedo creer que esto esté sucediendo ni siquiera en el siglo XXI”.

“No nos quedemos callados”, dijo Alize Cornet
“No nos quedemos callados”, dijo Alize Cornet
"No puedo creer que esto esté sucediendo ni siquiera en el siglo XXI”, dijo Liam Broady
"No puedo creer que esto esté sucediendo ni siquiera en el siglo XXI”, dijo Liam Broady

Miles más han utilizado el hashtag para hacer la misma pregunta, enfatizando el silencio de la Federación Internacional (ITF) y la WTA, el organismo que supervisa el circuito profesional femenino.

El 4 de noviembre, los censores en línea de China eliminaron las denuncias de Peng de que el ex viceprimer ministro Zhang Gaoli, uno de los hombres más poderosos de China entre 2013 y 2018, la había agredido sexualmente, la primera vez que el movimiento #MeToo ha alcanzado los escalones más altos del gobernante Partido Comunista.

En la publicación, Peng, de 35 años, escribió que Zhang, ahora de 75, y su esposa acordaron con ella jugar tenis en Beijing hace tres y él luego se la llevó a una habitación de su residencia, donde la agresión se produjo.

“Tuvo tanto miedo esa tarde, sin pensar que esto pudo haber pasado”, relató en la publicación.

El entonces viceprimer ministro chino Zhang Gaoli en 2016. (AP/Mark Schiefelbein)
El entonces viceprimer ministro chino Zhang Gaoli en 2016. (AP/Mark Schiefelbein)

La publicación pareció haber sido eliminada rápidamente, pero los datos de Weibo indicaron que la publicación en la cuenta verificada de Peng fue vista más de 100.000 veces.

Ahora, la censura ha bloqueado cualquier mención al asunto y los buscadores de internet en China no muestran resultados al introducir juntos los nombres Peng y Zhang.

En el largo mensaje que contienen las capturas de pantalla, Peng aseguraba estar “muy asustada”.

“Al principio lo rechacé y seguí llorando”, indicó.

Además, el texto asegura que tuvieron una relación hasta que recientemente el político dejó de contactar con ella. La tenista supuestamente afirma no tener pruebas de ello, pero asegura que la mujer de Zhang lo sabía.

“Incluso si no es más que lanzar un huevo contra una pared, yo -cortejando al desastre como una polilla atraída por una llama- explicaré los hechos de lo que pasó”, señala el texto.

Desde entonces no ha habido más noticias de Peng y tampoco una respuesta pública de Zhang, un ex miembro del poderoso Comité Permanente del Politburó de siete miembros de China y cercano al primer ministro Li Keqiang.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR