Un grupo de jóvenes deportistas afganas quedaron varadas y buscan desesperadas cómo escapar de los talibanes

El régimen fundamentalista ha bloqueado vuelos privados que iban a despegar del aeropuerto Mazar-e-Sharif, al norte del país.

Un grupo de mujeres en el norte de Afganistán evalúan opciones para escapar del país
Un grupo de mujeres en el norte de Afganistán evalúan opciones para escapar del país

Después de la prohibición de la práctica de deportes para las mujeres, las niñas y jóvenes acostumbradas al montañismo y al entrenamiento físico seis veces por semana, pasaron a estar confinadas en un salón de fiestas lleno de gente, cerca de un aeropuerto en el norte de Afganistán. Para ellas es un desafío diferente, uno con su propio destino en juego.

Esta es la nueva realidad para decenas de afiliadas a Ascend, una organización que enseña habilidades atléticas a mujeres y niñas afganas, junto con pautas para el liderazgo. El grupo de jóvenes llegó al aeropuerto de Mazar-e-Sharif hace 10 días para tratar de subirse a los vuelos de evacuación que los talibanes han bloqueado, lo que aumenta sus temores de ser olvidadas.

“Estamos tratando de recordarles que no las hemos olvidado. El mundo no las ha olvidado”, le dijo a ABC News Marina LeGree, fundadora y directora ejecutiva de Ascend. “Pero algunas de ellas están perdiendo la esperanza”.

El primer vuelo de pasajeros después de que los talibanes tomaron el poder salió desde Kabul este jueves. Llevó a algunos ciudadanos estadounidenses y otros occidentales a bordo. Las preocupaciones de vida o muerte se ciernen sobre los afganos en riesgo que aún se encuentran en el país, especialmente para mujeres afiliadas a Ascend, quienes han ejercido su independencia en los últimos 20 años, libres de la opresión del gobierno de los talibanes.

Ascend, fundada en 2014, es una organización sin fines de lucro con sede en EE.UU que opera en Afganistán. Recluta anualmente un nuevo grupo de niñas y mujeres afganas de entre 15 y 24 años para embarcarse en un programa de montañismo de 24 meses. Los reclutas, que se entrenaron en el estadio Ghaza, utilizado por el último gobierno talibán para perpetrar castigos públicos, tienen la misión de fomentar el liderazgo, el voluntariado y el bienestar físico y mental de la próxima generación.

Afiliadas al grupo Ascend, en la montaña practicado deportes previo a la toma de poder del Talibán
Afiliadas al grupo Ascend, en la montaña practicado deportes previo a la toma de poder del Talibán

Pero si el grupo de Mazar-e-Sharif se queda atrás, LeGree teme que se casarán con combatientes talibanes, o algo peor.

Desde hace más de una semana, los talibanes no permitieron que salgan mas de seis vuelos desde el aeropuerto internacional de Mazar-e-Sharif en el norte de Afganistán, argumentando que algunos evacuados no tienen los documentos adecuados para partir. Este enfrentamiento se está volviendo terrible para algunos pasajeros, incluidas las mujeres de Ascend.

Seis aviones comerciales completamente parados en el aeropuerto de Mazar-i-Sharif airport, al norte de Afganistan.
Maxar Technologies/Handout via REUTERS
Seis aviones comerciales completamente parados en el aeropuerto de Mazar-i-Sharif airport, al norte de Afganistan. Maxar Technologies/Handout via REUTERS

LeGree, hablando con ABC News desde Nápoles, donde está tratando de que el Departamento de Estado y otros la ayuden, dijo que su grupo viajó desde Kabul sin sus familias con el entendimiento de que serían evacuados hace días. Le han contado desde entonces cómo los baños se están volviendo “repugnantes” y es difícil dormir. “Tengo a las adolescentes separadas de sus familias en este tipo de ambiente con los talibanes y con hombres por todas partes. Es descontrolado y no es nada cómodo”, dijo.

Muchas mujeres afiliadas a Ascend nacieron antes o eran demasiado jóvenes para recordar la última vez que los talibanes gobernaron Afganistán: cuando a las mujeres se les prohibió asistir a la escuela, se les obligó a usar burkas que lo abarcaban todo y a estar acompañadas por un pariente masculino cada vez que salían a la calle. Acostumbradas a su independencia, el 80% de los graduados de Ascend que van a la educación superior, temen por su futuro bajo el nuevo “gobierno interino de los talibanes, que, hasta ahora, no incluye a ninguna mujer en el poder”.

Afiliadas a Ascend, practicando deportes de alpinismo
Afiliadas a Ascend, practicando deportes de alpinismo

LeGree culpó a Estados Unidos por prometer evacuar a los afganos en riesgo pero perdiendo un “tiempo precioso” a medida que los talibanes se han organizado más. “Hay un montón de mujeres en riesgo a punto de ser abandonadas si no podemos hacer algo. Me horroriza que mi gobierno haya tenido una respuesta tan débil”, dijo LeGree.

“Le dimos todos los detalles de estas personas y usted los autorizó y los llamó para que vinieran, y ahora está diciendo: ‘Tienes que tener documentos de viaje y no te preocupes si los tienes, puedes irte’? Eso es una completa abdicación de responsabilidad, y simplemente - es moralmente repugnante “, agregó, enojada con su gobierno.

Hay al menos 1,000 personas que intentan salir de Mazar-e-Sherif en estos vuelos, incluidos al menos 19 ciudadanos estadounidenses y dos titulares de Green Cards (tarjetas verdes). Le han dicho que los talibanes han entrado en las instalaciones aeroportuarias varias veces y han sacado a la gente, pero nadie esta seguro porqué. Entonces, por ahora, esperan.

Mujeres caminando por la nieve en Afganistán, intentando llegar a un lugar seguro
Mujeres caminando por la nieve en Afganistán, intentando llegar a un lugar seguro

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo el jueves que la administración Biden estaba haciendo todo lo posible para que los aviones despegaran, incluida la participación en conversaciones privadas con los talibanes a través del enviado especial Zalmay Khalilzad y la nueva misión de Estados Unidos en Doha.

“Estados Unidos ha tirado de todas las palancas a nuestro alcance para facilitar la salida de estos vuelos desde Mazar. Los vuelos, por supuesto, no han despegado de Mazar; puedo decirles que no tiene nada que ver con la inacción o acción por parte del gobierno de Estados Unidos, y teníamos claro que queremos que los talibanes permitan que aquellos que han expresado su deseo de salir de esta manera lo hagan“, dijo.

El secretario de Estado Antony Blinken también dijo el miércoles que los vuelos privados en Mazar-e-Sharif “necesitan moverse” pero que existen “límites” a lo que Estados Unidos puede lograr sin personal en tierra y sin un aeropuerto bajo su control. Dijo que tenía entendido que los talibanes se han opuesto a los vuelos que combinan pasajeros que tienen documentos de viaje válidos y aquellos que no los tienen.

LeGree dijo que eso no es suficiente. “Fue un día realmente difícil para mí ver lo que dijo Blinken, porque tenía muchas esperanzas, él estaba en Doha, que sería fácil para él presionar a los qataríes, presionar a los talibanes para que nos dejaran ir, y no sucedió“, dijo.

Si bien Ascend ha visto con éxito las evacuaciones de 56 empleados y afganos, LeGree dijo que será difícil dormir hasta que los 88 que pidieron ser evacuados estén fuera. A pesar de las dificultades, Ascend planea continuar operando de alguna manera cuando la situación en Afganistán se calme.

Un grupo de mujeres afiliadas a Ascend, la ONG que ayuda con liderazgo y deportes en Afganistán
Un grupo de mujeres afiliadas a Ascend, la ONG que ayuda con liderazgo y deportes en Afganistán

Todavía hay unas 150 mujeres y exalumnas afiliadas al programa que se quedan atrás y han expresado su esperanza de continuar con su misión. Ascend se mudó a una nueva instalación este año, y LeGree pagó el alquiler al arrendador el miércoles mientras él les guarda el edificio, aunque no está segura de si ella misma podrá regresar al país que también ama.

“No asuma que estamos cerrando la tienda. Es todo lo contrario”, dijo LeGree. “Necesitamos que la luz siga brillando sobre las niñas y mujeres afganas. Los talibanes han llegado al poder a través de acosos, pero ahora tienen que gobernar”

Cuando Jahna Cook y Danielle Jefko de Madison oriundas de Wisconsin, EEUU se enteraron de que Ascend tenía mujeres todavía atrapadas en Afganistán con la esperanza de evacuar, sintieron un llamado a involucrarse desde su pais.

“Sus historias nos tocaron el corazón porque somos mujeres, somos mamás y escalamos juntas”, dijo Cook.

“La libertad, los logros y el liderazgo que estas chicas tienen tan claramente en la montaña fue tan fácil de identificar, y al verlas enfrentarse a la crisis que se avecinaba, sabíamos que teníamos que hacer algo”.

Inspirándose en una carrera anual de 50 km que organiza Ascend en el Reino Unido, Cook y Jefko hicieron planes para una carrera de 50 km. La carrera se adelanto dos semanas mientras los aviones que transportaban a miembros de Ascend permanecían en tierra. Las mujeres grabaron fotos de las chicas a lo largo de su ruta, dijo, para mantener su intención en la mente.

Jahna Cook y Danielle Jefko en su carrera de 50km, con fotos de las niñas y jovenes que tratan de escapar del régimen
Jahna Cook y Danielle Jefko en su carrera de 50km, con fotos de las niñas y jovenes que tratan de escapar del régimen

Los dos continúan alentando a otros a donar al fondos para Ascend o llamar a sus representantes electos. “Queremos asegurarnos de que la gente sepa que este no es un tema cerrado”, dijo Cook. “Todavía hay gente que necesita desesperadamente nuestra ayuda”.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR