Taiwán creará una fuerza de reservistas lista para el combate mientras crece el temor a un ataque desde China

El Ministerio de Defensa advirtió que el Ejército Popular de Liberación chino ya está en capacidades de invadir las islas circundantes a Taipéi

Soldados en Taiwán (Reuters)
Soldados en Taiwán (Reuters)

Ante la creciente amenaza de China, Taiwán desplegará en 2022 una nueva agencia de defensa para mejorar la preparación de combate de su fuerza militar de reserva, según detalló la propuesta del presupuesto presentada ante el Parlamento, mientras crecen las advertencias de las mayores capacidades bélicas de Beijing.

El documento presentado por el Ministerio de Defensa, que debe ser aprobado por los legisladores, prevé fondos por USD 9,3 millones para el nuevo organismo, que ya fue aprobado en mayo para revisar el sistema de preparación de los reservistas.

En reemplazo del Mando de Reserva de las Fuerzas Armadas, la agencia diseñará medidas relacionadas con la movilización y se coordinará con las autoridades pertinentes para crear y organizar una fuerza de reserva lista para el combate, según la propuesta.

También se mantendrá la alta vinculación con las fuerzas estadounidenses: oficiales serán enviados en visitas de intercambio y formación, añadió la propuesta presupuestaria, detallada por el South China Morning Post.

Según el plan, los nuevos reservistas pasarían por dos dos semanas de entrenamiento (duplicando el plazo actual) y podrían ser convocados todos los años, en lugar de una vez cada dos años como hasta ahora. La nueva política se implementará en forma de prueba en los próximos dos años y entraría en vigor completamente en 2024.

Las tensiones con China han aumentado en el estrecho de Taiwán particularmente desde que Tsai Ing-wen fue elegida presidente en 2016 y se negó a aceptar el principio de una sola China. El régimen de Xi Jinping ha aumentado la presión sobre la isla autogobernada, entre otras cosas, suspendiendo los intercambios oficiales, realizando simulacros con fuego real en las cercanías y cazando a sus aliados diplomáticos. Mientras tanto, Taiwán y Estados Unidos se han acercado en los últimos años, lo que ha enfurecido aún más a Beijing.

La presidente Tsai Ing-wen (Reuters)
La presidente Tsai Ing-wen (Reuters)

El martes, en otro informe enviado a la Legislatura, el Ministerio de Defensa advirtió que el Ejército Popular de Liberación chino (EPL) era una “amenaza creciente” para Taiwán, dadas sus capacidades en las áreas de guerra cibernética y electrónica e interferencia de comunicaciones.

El texto también alertó por la posibilidad de que los militares chinos paralicen la defensa aérea, el control marítimo y el sistema de contraataque de la isla, ya que la eficacia de combate de las fuerzas armadas del régimen se han extendido. En esa línea, remarcó que las capacidades marítimas seguirán en aumento especialmente en 2025, cuando China ponga en servicio su portaaviones de tipo 003.

El documento ofrecía una evaluación más alarmante que el informe del año pasado, en el que se afirmaba que China aún carecía de capacidad para lanzar un ataque.

No obstante, todavía señalan que no se cree que Beijing posea la capacidad logística y de transporte necesaria para una invasión de la isla principal de Taiwán, pero sí de las islas circundantes, por lo que el Ministerio recomendó supervisar los esfuerzos del EPL para ampliar el entrenamiento y los preparativos para operaciones de desembarco complejas.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR