Félicette, la gata callejera astronauta que ayudó a Francia a posicionarse en la carrera espacial

Fue el primer felino en salir del planeta y fue elegida por su dócil comportamiento además de su complexión, ya que los otros 13 candidatos tenían sobrepeso

Foto: (Archivo)
Foto: (Archivo)

La carrera espacial avanza a pasos agigantados a pesar de la pandemia de coronavirus como se ha visto con los viajes espaciales turísticos que han hecho los magnates Richard Branson y Jeff Bezos este año, sin embargo esto no hubiera podido ser posible gracias a las pruebas realizadas en animales como lo fue con la perra rusa Laika o el chimpancé Ham. Sin embargo quien no goza de tanta fama fue la gata parisina Félicette, el primer felino en flotar en el espacio exterior.

Félicette una gata blanquinegra, fue el primer ejemplar de gato en ser enviado al espacio exterior. Fue lanzada el 18 de octubre de 1963 por Francia y es el único gato que sobrevivió al vuelo espacial; un segundo felino fue lanzado el 24 de octubre, pero la misión resultó en una fatalidad ya que cohete explotó al ser lanzado.

El programa francés de cohetes comenzó en 1961.

Los científicos franceses eligieron un gato porque ya tenían una cantidad significativa de datos sobre ellos. La base de Francia en el Sahara había lanzado previamente tres ratas.

Foto: (Achivo)
Foto: (Achivo)

Fue reclutada de las calles

Félicette era una gata callejera de color blanco y negro, encontrada en las calles de París por un vendedor de mascotas, más tarde sería comprada por el gobierno francés para el proyecto.

En 1963, los franceses entrenaron a 14 gatos usando el mismo entrenamiento que los humanos, como las cápsulas centrífugas de Fuerza g y las cámaras de compresión. Los animales fueron entrenados por el Centre d’Enseignement et de Recherches de Médecine Aéronautique (CERMA).

La felina fue elegida entre los 14 gatos candidatos por su afable comportamiento Foto: (Kickstarter Matthew Serge Guy)
La felina fue elegida entre los 14 gatos candidatos por su afable comportamiento Foto: (Kickstarter Matthew Serge Guy)

Todos los gatos tenían electrodos permanentes implantados quirúrgicamente en su cerebro para evaluar su actividad neurológica.

La gata fue elegida para el lanzamiento por su dócil comportamiento, además, los demás candidatos tenían sobrepeso el día del lanzamiento. Los gatos no tenían nombre antes del evento, para prevenir que los científicos se apegaran a ellos.

El 18 de octubre de 1963 a las 8:09 de la mañana, Félicette fue lanzada al espacio desde el Centro interarmées d’essais d’engins spéciaux en Argelia en un cohete sonda Véronique AGI 47 (fabricado en Vernon, Alta Normandía).

Fue homenajeada en sellos postales, sin embargo se le nombraba genéricamente como "Félix" Foto: (Archivo)
Fue homenajeada en sellos postales, sin embargo se le nombraba genéricamente como "Félix" Foto: (Archivo)

Véronique pertenecía a la familia de cohetes agregados en la Segunda Guerra Mundial por Alemania y acoplado al lanzador de satélites francés Diamant. El AGI de Veronique se desarrolló para el Año Geofísico Internacional (en francés, Année géophysique internationale) en 1957 para la investigación biológica. De los quince cohetes AGI 47 reunidos, siete llevaban animales vivos.

La misión fue un vuelo suborbital, y duró 13 minutos, alcanzando una altura de 152 kilómetros, e incluyó cinco minutos de ingravidez.

Aquí al lado del equipo que la preparó para si viaje espacial Foto: (Kickstarter Matthew Serge Guy)
Aquí al lado del equipo que la preparó para si viaje espacial Foto: (Kickstarter Matthew Serge Guy)

Félicette se recuperó de manera segura luego de que la cápsula fuera expulsada del cohete y se lanzara en paracaídas a la Tierra.

Fue un gran hito para Francia, que acababa de establecer la tercera agencia espacial civil del mundo (después de los Estados Unidos y la Unión Soviética). La misión de Félicette ayudó a llevar a Francia a la carrera espacial.

En 2017, gracias a una recaudación, finalmente pudo construirse una estatua de bronce es honor a Félicette en la Universidad Espacial Internacional en Estrasburgo Foto: (Kickstarter)
En 2017, gracias a una recaudación, finalmente pudo construirse una estatua de bronce es honor a Félicette en la Universidad Espacial Internacional en Estrasburgo Foto: (Kickstarter)

Ham, el chimpancé que se adelantó a Gagarin y se convirtió en el primer homínido espacial, fue enterrado en el Salón Internacional de la Fama del Espacio en Nuevo México. Laika tiene un monumento de más de dos metros inmortalizando su contribución, sin embargo durante todo este tiempo Félicette no tuvo el mínimo reconocimiento por su labor, hasta 2017.

Gracias a la recaudación de donativos de más de 1.100 admiradores, a través de una campaña de Kickstarter, se construyó en la Universidad Espacial Internacional en Estrasburgo, la estatua del único gato que fue al espacio, la campaña recaudó USD 57.000 para crear “un monumento conmemorativo adecuado” para Félicette.

Sin embargo a diferencia del chimpancé Ham, Félicette no tuvo una larga vida después de su gran hazaña, la mataron dos meses después para que los científicos pudieran examinar su cerebro.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR