Tensión en el Mar Negro: Putin aseguró que “sería difícil imaginar una Guerra Mundial incluso si hundiéramos un barco”

El presidente de Rusia sostuvo que Estados Unidos y Gran Bretaña “provocan” a Moscú con la realización de ejercicios militares y con la imposición de sanciones

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reúnen en la cumbre Estados Unidos-Rusia en Villa La Grange, en Ginebra, Suiza. el 16 de junio (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reúnen en la cumbre Estados Unidos-Rusia en Villa La Grange, en Ginebra, Suiza. el 16 de junio (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)

El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó el miércoles que el incidente en el que se vio envuelto un destructor británico en el Mar Negro no podría haber desencadenado un conflicto mundial aunque Rusia hubiera hundido el buque de guerra, porque Occidente sabe que no puede ganar una guerra así. La dura declaración pareció indicar su decisión de elevar la apuesta en caso de que vuelva a producirse un incidente similar.

En un programa maratoniano de llamadas, Putin también reveló que había recibido la vacuna contra el coronavirus Sputnik V, de producción nacional, e instó a los rusos a vacunarse en un momento en el que el país está luchando contra un devastador aumento de casos y muertes en medio de la indecisión generalizada de vacunarse.

Putin fue preguntado por el incidente del 23 de junio en el Mar Negro, en el que Rusia dijo que uno de sus buques de guerra hizo disparos de advertencia y un avión de guerra lanzó bombas en el camino del HMS Defender de Gran Bretaña para obligarlo a salir de una zona cerca de Crimea que Moscú reclama como sus aguas territoriales. Dijo que un avión de reconocimiento estadounidense se había unido a lo que describió como una “provocación” para probar la respuesta de Rusia.

Gran Bretaña, que como la mayoría de las otras naciones no reconoció la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014, insistió en que el Defender no fue disparado y dijo que estaba navegando en aguas ucranianas. “El HMS Defender estaba llevando a cabo un paso inocente a través de las aguas territoriales ucranianas de acuerdo con el derecho internacional”, dijo el miércoles el Ministerio de Defensa británico.

Preguntado sobre si los hechos podrían haber desencadenado una guerra mundial, Putin respondió que Occidente no se arriesgaría a un conflicto a gran escala. “Incluso si hubiéramos hundido ese barco, sería difícil imaginar que eso pusiera al mundo al borde de la Tercera Guerra Mundial, porque quienes se lo imaginan saben que no pueden salir vencedores en esa guerra, y eso es muy importante”, dijo Putin. La declaración siguió a la advertencia de los funcionarios rusos de que si un buque de guerra occidental vuelve a entrar en las aguas, el ejército podría disparar contra él.

Putin denunció que el avión de reconocimiento estadounidense que despegó de la isla griega de Creta operaba de forma concertada con el buque británico en una aparente misión de vigilancia de la respuesta militar rusa al destructor británico.

Fue claramente una provocación, una provocación compleja en la que participaron no sólo los británicos sino también los estadounidenses”, dijo, añadiendo que Moscú era consciente de las intenciones de Estados Unidos y respondió en consecuencia para evitar revelar datos sensibles.

Preguntada por la afirmación de Putin, la capitana de la Marina Wendy Snyder, jefa de asuntos públicos del Mando Europeo de Estados Unidos, dijo que “sí, teníamos aviones en operaciones”, pero reafirmó el rechazo anterior del Pentágono a la descripción rusa del incidente como falsa. “Estamos operando y vigilando todo en la región del Mar Negro, como siempre hacemos”, dijo Snyder.

El líder ruso lamentó en concreto que el incidente se produjera poco después de su cumbre con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebrada este mes en Ginebra.

“El mundo está experimentando un cambio radical”, dijo. “Nuestros socios estadounidenses se dan cuenta de ello, y por eso tuvo lugar la reunión de Ginebra. Pero, por otro lado, intentan asegurar su postura monopolista, lo que se traduce en amenazas y acciones destructivas como simulacros, provocaciones y sanciones”.

Aunque Occidente no reconoce a Crimea como parte de Rusia, Putin dijo que el incidente naval llevó la controversia a un nuevo nivel. “Si no reconocen algo, vale, pueden seguir negándose a reconocerlo”, dijo. “Pero, ¿por qué llevar a cabo tales provocaciones?”.

Putin insistió en que Rusia defenderá firmemente sus intereses. “Estamos luchando por nosotros mismos y por nuestro futuro en nuestro propio territorio”, dijo. “No somos nosotros los que hemos viajado miles de kilómetros (millas) para llegar a ellos; son ellos los que han llegado a nuestras fronteras y han violado nuestras aguas territoriales”.

(Con información de AP)

Seguir leyendo: