Lukashenko está listo para aplicar la ley marcial en Bielorrusia como respuesta a las sanciones de la Unión Europea

El mandatario afirmó que buscará una diversificación con el objetivo de que no haya “ningún hundimiento” en la economía por las restricciones europeas. Los expertos opinan que es imposible que el país no sienta el impacto

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko (Foto: REUTERS/File Photo)
El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko (Foto: REUTERS/File Photo)

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, dijo el jueves que está preparado para introducir la ley marcial en Bielorrusia ante las sanciones de la Unión Europea (UE) a la economía de la antigua república soviética.

”No debe haber ningún hundimiento (económico) en ninguna empresa. Aplicaremos la ley marcial si es necesario”, afirmó el mandatario durante un viaje a la región de Grodno ante las posibles consecuencias económicas de las sanciones sectoriales.

Según Lukashenko, la economía bielorrusa no debería sufrir las restricciones de la UE, por lo que instó a buscar nuevas formas de diversificar la economía.

”Debemos demostrar a estos sinvergüenzas del otro lado de la frontera que sus sanciones hablan de su impotencia. Y lo haremos”, dijo, según la agencia oficial BELTA.

Lukashenko, durante un acto público (Foto: Europa Press)
Lukashenko, durante un acto público (Foto: Europa Press)

Pese a las palabras de Lukashenko, las sanciones impactarán a Bielorrusia, sostiene Vadim Iossub, economista y analista senior de Alpari-Eurasia. ”Definitivamente será doloroso. La fuerza del golpe depende de los detalles”, dijo a la agencia EFE.

Sectores clave de la economía bielorrusa cayeron bajo las sanciones. Los empleados de empresas específicas sentirán su influencia tan pronto como reciban su próximo salario. Toda la población de Bielorrusia sentirá las consecuencias de las sanciones en el próximo trimestre”, señaló Iossub.

El Consejo de la Unión Europea (UE) impuso este jueves sanciones económicas a Bielorrusia ante la escalada de las violaciones de los derechos humanos y de la represión violenta de la sociedad civil, la oposición democrática y la prensa.

Las sanciones, que responden también al aterrizaje forzado en Minsk el mes pasado de un avión de Ryanair para detener al periodista Román Protasevich y su acompañante, incluyen la restricción del comercio de productos del petróleo, potasa y bienes empleados en la fabricación de productos del tabaco.

Las nuevas sanciones económicas selectivas también se refieren a la prohibición de vender, suministrar, transferir o exportar, directa o indirectamente a nadie en Bielorrusia, equipos, tecnología o software que pueda utilizarse principalmente para el seguimiento o intercepción de comunicaciones por internet o por teléfono.

También se vetan los bienes y tecnologías de doble uso con fines militares para personas, entidades o cuerpos específicos en Bielorrusia.

Por otra parte, se restringe el acceso del país a los mercados de capitales de la UE, así como proporcionar seguros y reaseguros al Gobierno y a los organismos y agencias públicos bielorrusos.

El bloguero de la oposición y activista Roman Protasevich (Foto: REUTERS/Stringer/File Photo)
El bloguero de la oposición y activista Roman Protasevich (Foto: REUTERS/Stringer/File Photo)

Finalmente, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) detendrá cualquier desembolso o pago bajo acuerdos existentes en relación con proyectos en el sector público, o cualquier contrato de servicio de asistencia técnica.

Iossub señaló que la fuerza del golpe a la economía bielorrusa también dependerá de si el Reino Unido y Ucrania se niegan a comprar productos petroleros. Y también de qué restricciones se impondrán a los productores de fertilizantes potásicos.

Afirmó que si se trata de una prohibición de las exportaciones, Belaruskali, una de las empresas clave en Bielorrusia, perderá alrededor del 8% de las ventas al exterior.

Si se introduce una prohibición del tránsito de fertilizantes potásicos a través de la UE, será un golpe realmente serio tanto para la empresa como para toda la economía, porque la mayoría de los fertilizantes bielorrusos se transportan a través del puerto marítimo de Lituania.

”Son sanciones muy duras. Nunca ha habido sanciones de esta magnitud por parte de Europa”, dijo.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: