Estados Unidos y la Unión Europea anunciaron nuevas sanciones contra la dictadura de Aleksandr Lukashenko por el avión desviado a Bielorrusia

Las medidas conjuntas, a las que se unen el Reino Unido y Canadá, castigaron a decenas de individuos y varias entidades por sus vínculos con las “elecciones fraudulentas y la consiguiente represión brutal”, así como la detención del periodista Roman Protasevich

Alexandr Lukashenko (Reuters)
Alexandr Lukashenko (Reuters)

Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Reino Unido anunciaron este lunes nuevas sanciones contra prominentes figuras del régimen de Aleksandr Lukashenko en Bielorrusia, en respuesta a la escalada de represión y particularmente por el desvío “forzoso e imprudente” de un avión para detener a un periodista.

Estas designaciones coordinadas demuestran el firme compromiso transatlántico de apoyar las aspiraciones democráticas del pueblo bielorruso”, dijo el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en un comunicado.

Washington apuntó sus medidas contra 16 individuos y cinco entidades, mientras que los ministros de Exteriores de la UE castigaron a 78 individuos y ocho empresas por su relación con las violaciones de derechos humanos en Bielorrusia y su vinculación con el aterrizaje forzoso del avión de Ryanair en el que viajaba el periodista Roman Protasevich. Tras la decisión de hoy, la UE ha sancionado a un total de 166 personas y quince empresas relacionadas con la crisis en Bielorrusia.

Entre los individuos sancionados por la UE figuran el magnate ruso Mikhail Gutseriyev, el hijo de Lukashenko, Dmitry, y su nuera, Liliya, por sus vínculos con la amplia represión del gobierno contra la oposición o por su apoyo al régimen, dijeron las autoridades. También castigó a los ministros de Defensa, Viktor Jrenin; de Transporte, Alexéi Avramenko, y el comandante de la fuerza aérea, Igor Golub, así como una entidad vinculada a la navegación aérea

Por su parte, el Departamento del Tesoro de EEUU dijo que congelará los activos estadounidenses de personas como la secretaria de prensa de Lukashenko, Natallia Mikalaeuna Eismant, y prohibirá la entrada al país de 46 funcionarios bielorrusos. “Las personas designadas hoy han perjudicado al pueblo de Bielorrusia con sus actividades en torno a las elecciones presidenciales fraudulentas del 9 de agosto de 2020 en Bielorrusia y la consiguiente represión brutal de manifestantes, periodistas, miembros de la oposición y de la sociedad civil. Las acciones de hoy, tomadas junto con las de nuestros socios internacionales y de todo el gobierno de Estados Unidos, pretenden hacer que el régimen de Lukashenka rinda cuentas por sus continuos abusos y sus recientes afrentas a las normas internacionales, incluido el desvío forzado de un vuelo comercial de Ryanair y la posterior detención de Pratasevich y Sapega”, añadió.

En el caso de Reino Unido, el gobierno de Boris Johnson apuntó contra responsables del régimen y una empresa exportadora de productos petroleros, BNK.

A su vez, Canadá impuso sanciones contra 17 individuos y 5 entidades “en respuesta a la flagrantes y sistemáticas violaciones de los derechos humanos” en Bielorrusia.

La UE está dispuesta a apoyar una transición democrática y pacífica con una variedad de instrumentos, incluyendo un plan de apoyo económico integral para una Bielorrusia democrática, pero también dijo estar dispuesta adoptar “más medidas, inclusive sobre otros actores económicos” si la situación en el país no mejora.

Así, la UE prepara ya un paquete de sanciones económicas contra Minsk que abordarán los líderes comunitarios en su cumbre del jueves y viernes y sobre las que podrían dar directrices para su posterior adopción.

(Con información de AFP, EFE)