La Unión Europea relanzó las negociaciones comerciales con India para contrarrestar el poder de China

Acordaron buscar un acuerdo “equilibrado, ambicioso, amplio y mutuamente benéfico, que pueda responder a los actuales desafíos”. Días atrás el bloque canceló las conversaciones con el Gobierno de Xi Jinping

Foto de archivo de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, habla durante una rueda de prensa tras una cumbre virtual con el primer ministro indio, Narendra Modi
Foto de archivo de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, habla durante una rueda de prensa tras una cumbre virtual con el primer ministro indio, Narendra Modi

La Unión Europea (UE) e India relanzaron este sábado las estancadas negociaciones para un acuerdo comercial “equilibrado, ambicioso, amplio y mutuamente benéfico”, en momentos en que el gigante asiático enfrenta el devastador impacto de la pandemia de coronavirus. Los líderes de las instituciones europeas y el primer ministro indio, Narendra Modi, mantuvieron una reunión por videoconferencia. Modi canceló su viaje a la ciudad portuguesa de Oporto a raíz de la gravedad de la situación en su país, y se conectó por videoconferencia.

El relanzamiento de las negociaciones comerciales con India coincide con el estancamiento de un acuerdo sobre protección a inversiones que la UE negoció durante varios años con China. El congelamiento de este acuerdo es resultado del agravamiento de las tensiones políticas entre Bruselas y Pekín, a raíz de la situación en Hong Kong y el tratamiento a los uigures.

La Unión Europea buscó durante años obtener un mayor acceso al enorme mercado interno chino, aunque las violaciones de China en materia de derechos humanos y estándares laborales era un permanente obstáculo.

En este escenario, un posible acuerdo con India funcionaría como un contrapeso al poder del régimen chino. una Declaración Conjunta, todos los líderes anunciaron la decisión de “retomar negociaciones para un acuerdo comercio que sea equilibrado, ambicioso, amplio y mutuamente benéfico, que pueda responder a los actuales desafíos”.

No obstante, la Declaración apunta que para “crear el necesario dinamismo positivo para estas negociaciones”, las partes consideraron “imperativo hallar soluciones a persistentes problemas de acceso a mercados”. Las partes también acordaron iniciar negociaciones para un acuerdo separado sobre protección de inversiones.

“También acordamos reanudar el diálogo sobre derechos humanos después de ocho años (...) Este tema está en el centro del compromiso de la UE con India’, señaló el titular del Consejo Europeo, Charles Michel.

La cumbre también discutió la pandemia de coronavirus y la situación en India. “Estamos firmemente junto a India en estos momentos. Hemos asegurado al Primer Ministro nuestra solidaridad y nuestro apoyo con lo que necesite”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Este encuentro se realizó en momentos en que parte importante de la comunidad internacional aborda una propuesta apoyada por el gobierno de Estados Unidos sobre el levantamiento temporal de las patentes de la vacunas anticovid. Los líderes europeos por ahora mantienen una postura unificada que pide a Estados Unidos cesar el bloqueo a la exportación de vacunas e insumos.

EL primer ministro Narendra Modi
EL primer ministro Narendra Modi

Von der Leyen dijo en Oporto que el levantamiento de las patentes “no resuelve los problemas, y no producirá una sola dosis de vacuna en el corto y el medio plazo”.

Nuevo capítulo

Europeos e indios habían iniciado en 2007 una delicada negociación para un eventual acuerdo comercial, pero los diálogos fueron abandonados en 2013 a raíz de diferencias insalvables. Por ello, al anunciar este sábado la retomada de esas negociaciones Michel señaló que se trata de un “nuevo capítulo” en las relaciones entre Bruselas y Nueva Delhi.

Para el anfitrión Antonio Costa, primer ministro de Portugal, la cumbre de Oporto “ha sido un éxito”. “Celebramos una cumbre entre los líderes de los 27 países de la UE y el primer ministro indio, y es muy importante en un momento en el que India atraviesa una situación dramática’, señaló, en referencia a la crisis sanitaria.

Después de la suspensión de las conversaciones en 2013, conseguir un acuerdo con India “no será fácil ni rápido”, había indicado el viernes un funcionario de la UE. “India es un país muy proteccionista y aunque es una gran democracia, los temas de derechos humanos son muy delicados y los indios se retraen fácilmente”, explicó.

SEGUIR LEYENDO: