EE.UU. reforzará su red eléctrica ante la “creciente amenaza” de ciberataques

Los rusos son los principales sospechosos de los últimos ataques cibernéticos sufridos por empresas gubernamentales estadounidenses

El Kremlin ha negado públicamente que tuviera algo que ver con ese ciberataque, que se detectó a finales del año pasado, pero pudo haber comenzado en octubre de 2019 y todavía podría estar activo, según las autoridades estadounidenses. EFE/Sascha Steinbach/Archivo
El Kremlin ha negado públicamente que tuviera algo que ver con ese ciberataque, que se detectó a finales del año pasado, pero pudo haber comenzado en octubre de 2019 y todavía podría estar activo, según las autoridades estadounidenses. EFE/Sascha Steinbach/Archivo

El Gobierno estadounidense anunció este martes un plan para proteger la red eléctrica del país ante la “creciente amenaza” de ciberataques a través de la modernización de los sistemas actuales considerados “vulnerables”.

”EE.UU. encara una creciente y bien documentada amenaza de ciberataques por parte de actores malintencionados que buscan interrumpir el suministro de electricidad que los estadounidenses usan en sus casas y negocios”, explicó la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, en un comunicado.

El plan, anunciado conjuntamente por la Casa Blanca y el Departamento de Energía, llama a un esfuerzo público-privado para modernizar las defensas de ciberseguridad en “infraestructura fundamental” para el país.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Emily Horne, remarcó que la Administración del presidente Joe Biden está tomando medidas para reforzar la ciberseguridad de sistemas claves para la economía del país de “amenazas persistentes y sofisticadas”.

El anuncio se produjo poco después de conocerse los últimos ciberataques registrados en EE.UU., especialmente el conocido como SolarWinds, y la imposición de nuevas sanciones a Moscú en represalia por parte del Gobierno de Biden.

El ciberataque utilizó actualizaciones de ese software para entrar en los sistemas de múltiples agencias del Gobierno estadounidense, incluidos los departamentos del Tesoro, de Estado, de Comercio y de Seguridad Nacional. EFE/Archivo
El ciberataque utilizó actualizaciones de ese software para entrar en los sistemas de múltiples agencias del Gobierno estadounidense, incluidos los departamentos del Tesoro, de Estado, de Comercio y de Seguridad Nacional. EFE/Archivo

En diciembre pasado, la empresa especializada en ciberseguridad FireEye, una de las mayores de EE.UU., informó que hackers vinculados al Gobierno de un país extranjero, las sospechas se centraron en Rusia, lograron acceder a sus sistemas y robarles material.

”Al comprometer la cadena de suministro del software de SolarWinds, el Servicio de Espionaje Exterior de Rusia (SVR) pudo espiar o alterar potencialmente más de 16.000 sistemas informáticos en todo el mundo”, señaló la Casa Blanca la pasada semana al acusar directamente a Moscú por primera vez.

El pirateo, que se detectó a finales del año pasado, logró adentrarse en todo tipo de sistemas a través de las actualizaciones de un popular programa de la empresa tecnológica estadounidense SolarWinds, llamado Orion, y que tanto el Ejecutivo como cientos de grandes compañías usan para monitorear redes informáticas.

Hasta ahora se ha confirmado oficialmente que nueve agencias y departamentos del Gobierno estadounidense y alrededor de cien empresas del sector privado han visto sus sistemas comprometidos por la actualización maliciosa.

Estados Unidos recibió el apoyo de la UE, el jefe de la diplomacia de la institución, Josep Borrell dijo “La Unión Europea y sus Estados miembros expresan su solidaridad con Estados Unidos por el impacto de las actividades cibernéticas maliciosas, en particular la operación contra SolarWinds que, según evaluación de Estados Unidos, ha sido llevada a cabo por Rusia”.

El presidente electo de EEUU, Joe Biden, habla sobre el reciente ciberataque masivo contra EEUU REUTERS/Leah Millis
El presidente electo de EEUU, Joe Biden, habla sobre el reciente ciberataque masivo contra EEUU REUTERS/Leah Millis

El gobierno de Biden planea sanciones contra Rusia por la supuesta injerencia electoral y por pirateo informático. Las sanciones afectarán a más de 30 entidades rusas e incluirán la expulsión de más de 10 ciudadanos rusos de Estados Unidos, incluidos diplomáticos, informó el Wall Street Journal, citando a fuentes.

Cabe recordar que luego de las elecciones de 2016, en las cuales ganó Donald Trump, hubo una gran ola de sospechas contra los rusos, acusados de haber interferido en dichas elecciones y trabajar para poder consagrar al magnate como ganador.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: