El Reino Unido registró cuatro muertes por COVID-19 en las últimas 24 horas, el número más bajo en siete meses

Dos de los fallecidos se reportaron en Inglaterra y los otros dos en Gales. El descenso es atribuido a la exitosa campaña de vacunación en el país por la cual más de 10 millones de personas ya han recibido las dos dosis del inmunizante contra el coronavirus, mientras que más de 43 millones recibieron la primera

El Reino Unido registró tres nuevos muertos por coronavirus en las últimas 24 horas (REUTERS/Toby Melville)
El Reino Unido registró tres nuevos muertos por coronavirus en las últimas 24 horas (REUTERS/Toby Melville)

El rápido y exitoso avance de la campaña de vacunación comienza a reflejarse en los datos relacionados al coronavirus en el Reino Unido, que este lunes registró la cifra más baja de muertos por COVID-19 desde septiembre con cuatro decesos en las últimas 24 horas.

Esto eleva a 127.274 el número total de fallecidos en el país desde el inicio de la pandemia. El 7 de septiembre de 2020 fue la jornada en la que se reportó el menor índice de decesos diarios, con tres.

Asimismo, de acuerdo a datos aportados por la autoridades sanitarias locales, se notificaron 2.963 nuevos casos de contagios, lo que eleva a más de 4.400.000 los infectados en suelo británico.

Si bien las cifras brindadas los lunes suelen ser más bajas debido a los retrasos en la notificación durante el fin de semana, el número reportado hoy es significativamente más bajo que el de hace una semana, cuando se registraron 13 nuevos decesos.

Dos de las muertes de este lunes se produjeron en Inglaterra y las otras dos en Gales.

Más de 10 millones de británicos ya recibieron las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus (REUTERS/Henry Nicholls)
Más de 10 millones de británicos ya recibieron las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus (REUTERS/Henry Nicholls)

En plena campaña de vacunación, más de 10 millones de personas ya han recibido las dos dosis del inmunizante contra el coronavirus, mientras que más de 43 millones recibieron la primera.

Las muertes, los casos y las hospitalizaciones por coronavirus han seguido disminuyendo desde el pico alcanzado a mediados de enero.

Sin embargo, a los científicos británicos les preocupa que, a pesar del éxito de los cierres nacionales y del programa de vacunación, las variantes del virus puedan volver a disparar los casos en el país.

Por ese motivo, el Reino Unido prohibió el lunes las llegadas de viajeros procedentes de India, salvo los ciudadanos británicos y residentes legales que serán sometidos a cuarentena obligatoria de 10 días en un hotel debido al coronavirus, anunció el ministro de Sanidad Matt Hancock.

Ante la disparada de casos de covid-19, “hemos tomado la decisión difícil pero vital de poner a India en la lista roja”, anunció Hancock ante el Parlamento.

Unos 40 países componen esta lista, incluidos todos los de Sudamérica y Panamá, que designa los destinos considerados peligrosos por Londres dado su elevado número de contagios o la presencia de variantes inquietantes del coronavirus.

Matt Hancock, ministro de salud británico, se presentó este lunes ante el Parlamento (UK Parliament/Jessica Taylor/Handout via REUTERS)
Matt Hancock, ministro de salud británico, se presentó este lunes ante el Parlamento (UK Parliament/Jessica Taylor/Handout via REUTERS)

La variante no fue confirmada por el gobierno indio hasta el 25 de marzo, y ya se han registrado 182 casos en el Reino Unido. De ellos, 162 corresponden a las últimas cinco semanas. Las muestras recogidas están siendo analizadas para determinar si esa variante contiene “características preocupantes”, como mayor transmisibilidad o resistencia a las actuales vacunas, indicó Hancock.

India ha registrado cinco días consecutivos de más de 200.000 nuevos casos de covid-19.

Ante esta situación, el primer ministro británico, Boris Johnson, que la próxima semana debía realizar a ese país su primera gran visita bilateral al extranjero, decidió suspenderla, anunció horas antes Downing Street.

El viaje se había programado en un primer momento para enero, presentándolo como una oportunidad para que Londres reorientara con su ex colonia y potencia emergente regional su política comercial internacional tras el Brexit.

Pero el aumento de los casos de coronavirus, las hospitalizaciones y las muertes en el Reino Unido a principios de año provocaron un primer aplazamiento.

Ahora el aumento de los contagios en India llevó a la cancelación total de un viaje que tenía por objeto reforzar los lazos comerciales bilaterales, las inversiones y la cooperación en diversos ámbitos, como la defensa, la seguridad, la salud y el cambio climático.

Con información de Reuters y AFP

SEGUIR LEYENDO: