Alexei Navalny denunció que las autoridades rusas rechazaron que sea revisado por un médico independiente: “Nadie puede prohibir esto”

El opositor se declaró en huelga de hambre para protestar por la negativa. La policía detuvo a un periodista y a un grupo de doctores que fueron a visitarlo. Sus aliados aseguran que el Servicio Penitenciario quiere “matarlo lentamente”

Guardias de seguridad frente a la colonia penal en la que Navalny cumple su condena (REUTERS/Maxim Shemetov)
Guardias de seguridad frente a la colonia penal en la que Navalny cumple su condena (REUTERS/Maxim Shemetov)

El líder opositor ruso Alexei Navalny dijo este martes que las autoridades de la prisión en la que se encuentra detenido se negaron a permitir que médicos independientes lo visiten.

“El profesor escribirá su conclusión, pero ¿cómo podemos entonces discutir con el profesor?”, fue el argumento esgrimido por las autoridades, según publicó Navalny en Twitter.

Ante la negativa, Navalny recordó que “el derecho a invitar a un médico especialista para su consulta por cuenta propia está garantizado por la ley”.

“Nadie puede prohibir esto. Estos médicos visitan a muchos prisioneros y está prohibido sólo para Navalny”, dijo.

El opositor se declaró hace una semana en huelga de hambre para protestar por la negativa a ser examinado por un médico de su confianza de los dolores de espalda y en las piernas que sufre desde hace varias semanas.

El lunes, Navalny ha sido trasladado a la enfermería de la prisión con fiebre alta -más de 38 grados, según su equipo- y síntomas de enfermedad respiratoria.

Otras tres personas de su sector fueron hospitalizadas con tuberculosis.

El mensaje de la esposa

La publicación de Yiulia Navalny (Instagram/@yulia_navalnaya)
La publicación de Yiulia Navalny (Instagram/@yulia_navalnaya)

Más temprano, la esposa del político, Yulia, dijo que recibió una carta de Alexander Mukhanov, el jefe de la colonia No. 2 en Pokrov, donde su esposo está cumpliendo su condena.

En la carta, que Yulia publicó en Instagram, Mukhanov le informa que la administración de la colonia no tiene el pasaporte de Navalny. Debido a esto, escribió el jefe del penal, los políticos no pueden ser hospitalizados en caso de enfermedad, y también se puede considerar su libertad condicional.

“El jefe se dignó en su apretada agenda (2 horas de oficina a la semana) para encontrar tiempo y decirme dónde está mi esposo. Y también decidió que sus órdenes se aplicaran no solo a los presos, sino también a sus familiares. Me escribe que debería buscar el pasaporte de Alexei en alguna parte, de lo contrario no lo dejará en libertad condicional y no sería admitido en el hospital”, escribió la mujer.

En su publicación, la esposa de Navalny expresó su desconcierto ante tales normas.

“Jefe ciudadano, entonces, ¿cómo es que la carta y la conciencia le permiten empujar a una persona sin pasaporte a la cárcel? ¿Fueron a la cárcel sin pasaporte y fueron al hospital solo con pasaporte?”, escribe.

La publicación de Yiulia Navalny (Instagram/@yulia_navalnaya)
La publicación de Yiulia Navalny (Instagram/@yulia_navalnaya)

Mukhanov en su carta afirma que la presencia del pasaporte del condenado en el expediente personal es requerida por el artículo 173 del Código Penal de Rusia. Sin embargo, el artículo dice que un pasaporte guardado en un expediente personal se emite a un prisionero al ser liberado y, en ausencia de un pasaporte en un archivo personal, la administración de la colonia debe tomar medidas con anticipación para obtenerlo.

Detenciones

Los aliados de Navalny denuncian que los servicios penitenciarios están matando “lentamente” a Navalny, que cumple dos años y medio de prisión por un antiguo caso penal. Este martes los sanitarios de la Alianza de Médicos, una organización cercana al líder opositor, intentaron acceder al centro penitenciario para examinar al político. Varios de ellos, incluido su médica personal y colaboradora Anastasia Vasilyeva, fueron detenidos.

La detención de Anastasiya Vasilyeva (REUTERS/Maxim Shemetov)
La detención de Anastasiya Vasilyeva (REUTERS/Maxim Shemetov)

Vasilyeva criticó a las autoridades por denegarle la asistencia médica a un preso “moribundo”, en alusión al político, que ya estuvo en coma en agosto después de ser envenenado con el agente químico Novichok.

Entre los detenidos figuran, además de la propia Vasílieva, varios sanitarios con batas blancas y reporteros como el corresponsal del canal CNN, Matthew Chance. Éste último fue liberado después de unas horas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró hoy que, “si realmente se trata de una enfermedad, se garantizará el tratamiento adecuado”.

Navalni, de 44 años, se encuentra desde el pasado 11 de marzo en el centro penitenciario número 2 de la región de Vladímir, a unos 100 kilómetros a este de Moscú, que él calificó de “campo de concentración”.

El líder opositor ha acusado al presidente ruso, Vladímir Putin, de haber ordenado su asesinato al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

SEGUIR LEYENDO: