Represión en Bielorrusia: el régimen de Alexander Lukashenko detuvo a más de 1.100 manifestantes durante marzo

El Centro de Derechos Humanos Viasná denunció que las autoridades bielorrusas continúan “la persecución penal de los ciudadanos por motivos políticos”



Más de 1.100 manifestantes bielorrusos fueron detenidos durante el mes de marzo (REUTERS)
Más de 1.100 manifestantes bielorrusos fueron detenidos durante el mes de marzo (REUTERS)

Más de 1.100 opositores bielorrusos fueron detenidos en marzo por participar en protestas en contra del régimen de Alexandr Lukashenko, informó este domingo el Centro de Derechos Humanos Viasná.

“Durante el último mes registramos 1.139 detenciones por motivos políticos, de ellas 841 en Minsk”, afirmó la organización no gubernamental en un comunicado.

Según los defensores de derechos humanos, en número de detenciones, a Minsk -capital del país- le siguió la región de Brest, donde fueron arrestadas 76 personas.

Solo el 25 de marzo, Día de la Libertad de Bielorrusia, fueron detenidas 175 personas en la capital y otras 75 en el resto del país. Dos días después fueron detenidas otras 250 personas.

Según Vesná, también fueron detenidos 36 periodistas.

“A lo largo del mes las autoridades continuaron utilizando activamente la persecución penal de los ciudadanos por motivos políticos. Según la Fiscalía General de Bielorrusia, en estos momentos han sido enviadas a los tribunales 631 personas con causas penales y más de 400 manifestantes ya fueron condenados”, añadió el Centro.

Cada semana miles de bielorrusos se movilizan en todo el país para pedir la renuncia de Lukashenko (REUTERS/Stringer)
Cada semana miles de bielorrusos se movilizan en todo el país para pedir la renuncia de Lukashenko (REUTERS/Stringer)

En total hay 325 presos políticos en el país, indicó Viasná, y “el número de estos sigue creciendo”.

Bielorrusia vive una profunda crisis política tras las elecciones presidenciales de agosto pasado, declaradas fraudulentas por la oposición y Occidente, y las multitudinarias manifestaciones que reclaman la salida de Lukashenko del poder.

Las autoridades bielorrusas han reprimido violentamente las protestas y han encarcelado u obligado a emigrar a los principales líderes del movimiento opositor.

Lukashenko, quien lleva al frente del país desde hace más de un cuarto de siglo y es considerado el último dictador de Europa, ha iniciado un proceso de reforma constitucional con el fin de aplacar las manifestaciones antigubernamentales.

En el marco de la sistemática persecución contra la oposición, el viernes pasado el Comité de Seguridad del Estado (KGB) bielorruso incluyó en la lista estatal de terroristas a la líder de la oposición en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, y al ex ministro de Cultura Pável Latushko, exiliado en Polonia.

Las fuerzas de seguridad bielorrusas se llevan detenido a un manifestante (REUTERS/Stringer)
Las fuerzas de seguridad bielorrusas se llevan detenido a un manifestante (REUTERS/Stringer)

A finales de marzo la Fiscalía General abrió un caso penal contra Tijanóvskaya por preparar supuestamente actos terroristas durante las protestas antigubernamentales que estallaron tras las elecciones presidenciales.

Además de los opositores, las autoridades también acusan de preparar actos “terroristas” a miembros de la iniciativa BYPOL, que agrupa a antiguos miembros de las fuerzas de seguridad del país que se rebelaron contra Lukashenko.

En total, son 17 las personas incluidas en la lista de terroristas y que han sido declaradas ya en busca y captura internacional, señala el comunicado del KGB. La nota precisa que ya han sido preparados los correspondientes documentos para solicitar la extradición de Tijanóvskaya a Lituania y la de Latushko a Polonia.

A su vez, las autoridades planean publicar una “lista de traidores”, que estará integrada por personas que “han huido del país y tratan desde fuera de combatir a los bielorrusos” en respuesta a la “relación de verdugos” elaborada por la oposición.

Tijanóvskaya, que se ha dedicado desde que abandonara Minsk en agosto del año pasado a recabar apoyos internacionales a su causa, demanda la celebración de nuevas elecciones, la liberación de todos los presos políticos y la investigación de la represión de las protestas pacíficas.

La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya fue incluida en la lista estatal de terroristas por parte del régimen de Alexander Lukashenko (REUTERS/Johanna Geron)
La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya fue incluida en la lista estatal de terroristas por parte del régimen de Alexander Lukashenko (REUTERS/Johanna Geron)

En recientes declaraciones a la agencia EFE, Latushko criticó a la Unión Europea (UE) por seguir haciendo negocios con Bielorrusia y negarse a imponer nuevas sanciones contra la última dictadura de Europa.

Latushko, antiguo embajador concurrente en Francia y España, cifra en “decenas de miles” a los bielorrusos represaliados por motivos políticos -más de 35.000 detenidos desde agosto, según Interior-; nueve a los bielorrusos muertos durante las protestas; 1.800 los que han denunciado torturas y 200 las empresas cerradas por sumarse a las huelgas.

La oposición bielorrusa intentó, sin éxito, reanudar las protestas masivas contra Lukashenko el pasado 25 de marzo con ocasión del Día de la Libertad, el aniversario de la proclamación en 1918 de la República Popular de Bielorrusia, jornada en la que fueron detenidos varios cientos de personas.Las autoridades bielorrusas han condenado a más de 400 personas por participar en manifestaciones antigubernamentales desde agosto de 2020, según informó la Fiscalía.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: