Angela Merkel expresó su “preocupación” al presidente iraní por el incumplimiento del acuerdo nuclear por parte de Teherán

“Llegó el momento de señales positivas que creen confianza e incrementen las posibilidades de una solución diplomática”, señaló el portavoz de la canciller alemana en un comunicado, publicado tras una conversación telefónica entre la mandataria germana y Hassan Rouhani


Angela Merkel, canciller de Alemania M(ichael Kappeler/Pool vía REUTERS)
Angela Merkel, canciller de Alemania M(ichael Kappeler/Pool vía REUTERS)

Angela Merkel expresó este miércoles su “preocupación” al presidente iraní, Hassan Rohani, por el incumplimiento por parte del régimen de Teherán de los acuerdos de 2015 acerca de su programa nuclear, informó Steffan Seibert, portavoz del gobierno alemán.

En una inusual llamada telefónica, la canciller alemana le comunicó a Rohani “su preocupación ante el continuo incumplimiento de Irán con sus obligaciones en el acuerdo nuclear”, informó Seibert mediante un comunicado.

“Llegó el momento de señales positivas que creen confianza e incrementen las posibilidades de una solución diplomática”, añadió.

La conversación entre los mandatarios se produjo un día antes de una conferencia de ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Francia, Gran Bretaña y del nuevo secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en torno al estado sobre el programa nuclear iraní. Los ministros europeos confluirán en París, mientras que Blinken se unirá a ellos por videoconferencia.

Hassan Rohani, presidente de Irán (Iranian Presidency / AFP)
Hassan Rohani, presidente de Irán (Iranian Presidency / AFP)

La reunión “se consagrará principalmente a Irán y a la seguridad regional en Oriente Medio”, indicó la cancillería francesa en un comunicado.

Los analistas estiman que queda una pequeña oportunidad para salvar el acuerdo nuclear, luego de que el ex presidente Donald Trump lo abandonara unilateralmente en 2018.

El actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que está dispuesto a reincorporarse al pacto y comenzar a levantar las sanciones si el régimen de Teherán vuelve a cumplirlo plenamente, una condición previa que la República Islámica rechaza.

Para aumentar aún más la presión, Irán restringirá algunas inspecciones de la agencia nuclear de la ONU si Estados Unidos no levanta sus sanciones impuestas desde 2018 antes del 21 de febrero, según los términos de un proyecto de ley aprobado en diciembre por el Parlamento persa.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, viajará a Teherán el próximo sábado para mantener conversaciones con las autoridades iraníes con el fin de encontrar una solución para continuar con las inspecciones en el país.

Vista del complejo de enriquecimiento de uranio Natanz, en Isfahan, centro de Irán (EFE/Archivo)
Vista del complejo de enriquecimiento de uranio Natanz, en Isfahan, centro de Irán (EFE/Archivo)

Grossi advirtió que la medida con la que amenaza Teherán “tendría un grave impacto en las actividades de verificación y control del OIEA en el país”.

Ellie Geranmayeh, experta en Irán del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR), estima que es “poco probable” que la reunión del jueves provoque un gesto político o económico significativo para evitar que Irán siga adelante con las restricciones.

“Este plazo lleva meses en el aire y, en ausencia de un alivio económico, los dirigentes iraníes se sienten obligados a seguir adelante”, expresó a la agencia AFP.

El Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), firmado en Viena en 2015, tiene como objetivo impedir que Irán se dote armas nucleares, a cambio de un alivio gradual de las sanciones internacionales.

No obstante, el régimen persa ha intensificado sus actividades nucleares en respuesta a las sanciones impuestas por Estados Unidos en la llamada política de “máxima presión” defendida por Trump para debilitar al régimen iraní.

“Al multiplicar sus violaciones, Irán pone en peligro la posibilidad de un retorno a la diplomacia que permita la realización plena y entera de los objetivos del acuerdo”, dijeron la semana pasada portavoces de Francia, Alemania y Reino Unido.

El líder supremo iraní, Ali Khamenei (Official Khamenei Website/Handout via REUTERS)
El líder supremo iraní, Ali Khamenei (Official Khamenei Website/Handout via REUTERS)

Aunque la política de Irán la determina en última instancia el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, las elecciones presidenciales iraníes de junio añaden otro factor de presión.

“Hay un corto espacio de tiempo para limitar el daño que podría resultar de los próximos pasos que dé Irán”, dijo Geranmayeh.

Rohani manifestó este miércoles que Irán está dispuesto a mantener conversaciones con Grossi y negó con vehemencia que la medida implique la expulsión de los inspectores. “Ha empezado la propaganda extranjera, diciendo que están expulsando a los inspectores del OIEA. ¿Por qué mienten?”, dijo en declaraciones televisadas a su gabinete.

Khamenei, por su parte, subrayó que Teherán espera una acción de la administración estadounidense que ayude a su economía: “La República Islámica no se conformará esta vez con palabras y promesas”. Y advirtió: “Esta vez, sólo acción, acción. Si vemos acción del lado contrario, también actuaremos”.

Con información de AFP

Seguir leyendo: