El magistrado de mayor rango de Hong Kong rechazó la injerencia china en el sistema judicial: “Necesitamos una justicia independiente”

Las cortes del territorio semiautónomo, elogiadas por la comunidad internacional frente al sistema opaco y politizado de China continental, están en la mira de Beijing por la forma en que tratan las denuncias derivadas de las grandes manifestaciones de 2019

El presidente del Tribunal de apelación de Hong Kong, Geoffrey Ma, en su última rueda de prensa antes de jubilarse. (REUTERS/Tyrone Siu)
El presidente del Tribunal de apelación de Hong Kong, Geoffrey Ma, en su última rueda de prensa antes de jubilarse. (REUTERS/Tyrone Siu)

El magistrado con mayor grado de Hong Kong se pronunció el martes a favor de un sistema judicial independiente en el territorio semiautónomo, en medio de la campaña de los medios oficiales chinos en favor de una reforma sustancial de la justicia de la ex colonia británica.

“Lo que necesitamos en Hong Kong es una justicia independiente”, dijo el presidente del Tribunal de apelación de Hong Kong, Geoffrey Ma, refiriéndose al temor de que los tribunales hongkoneses se plieguen al funcionamiento de la justicia de China continental.

“Hay tres artículos en la Ley fundamental que subrayan que la justicia en Hong Kong es independiente y no debemos olvidarnos de esto”, dijo el juez, de 64 años, refiriéndose al texto que hace las veces de constitución en esta excolonia británica.

Ma, que nació en Hong Kong y estudió en el Reino Unido, aseguró que la justicia local no está cerrada a los cambios, siempre y cuando sean para mejorar su funcionamiento.

“Pero lo que no es aceptable es una reforma porque la justicia no emite las decisiones que queremos”, dijo, en su última rueda de prensa antes de jubilarse.

Geoffrey Ma Tao-li durante un acto en enero de 2020 (REUTERS/Navesh Chitrakar)
Geoffrey Ma Tao-li durante un acto en enero de 2020 (REUTERS/Navesh Chitrakar)

Hong Kong disfruta de una autonomía considerable con respecto a China desde su devolución del Reino Unido en 1997. La independencia de su sistema judicial ha sido a menudo elogiada por la comunidad internacional, frente al sistema opaco y politizado de China continental.

Pero desde hace un año, la justicia de Hong Kong está en el punto de mira de los medios oficiales chinos por la forma en que trata las denuncias derivadas de las grandes manifestaciones de 2019, en las que hubo miles de arrestos.

Durante estas protestas, la ex colonia británica fue escenario de una represión férrea por parte de Beijing, que usó fundamentalmente una controvertida ley sobre la seguridad nacional que derribó muchas barreras jurídicas que separan a Hong Kong de China continental.

Ahora, responsables de Beijing y medios oficiales chinos piden que haya una reforma profunda de la justicia hongkonesa y denuncian el laxismo de algunas condenas contra manifestantes.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: