Reino Unido prepara un sistema de restricciones regionales que sustituirá al confinamiento a partir de diciembre

Boris Johnson, presentará este lunes al Parlamento este nuevo sistema, así como el plan del Gobierno para la celebración de la Navidad

El primer ministro del Reino Unidos, Boris Johnson, usando una mascarilla
El primer ministro del Reino Unidos, Boris Johnson, usando una mascarilla

Reino Unido implementará un nuevo sistema de restricciones regionales más duro que el impuesto a comienzos del otoño a partir del 2 de diciembre, cuando termina el confinamiento.

El primer ministro británico, Boris Johnson, presentará este lunes al Parlamento este nuevo sistema, así como el plan del Gobierno para la celebración de la Navidad, según ha informado la televisión pública británica BBC.

El plan se ultimará en un Consejo de Ministros que se celebrará este domingo y se espera que siga el sistema de tres niveles de alerta que existía antes del confinamiento, pero con más restricciones por fase que anteriormente.

La televisión pública también ha adelantado que el lunes se publicará un artículo escrito por la junta científica que asesora al Gobierno en el que se asegura que las decisiones tomadas por el Gobierno en otoño no fueron suficientemente contundentes para controlar la pandemia.

Entre las nuevas medidas que el Gobierno anunciará, el ‘Daily Telegraph’ ha asegurado que se incluirá la posibilidad de permitir que las familias se reúnan por Navidad en una “burbuja” que dure entre el 22 y el 28 de diciembre, aunque se mantendrán restricciones y las Navidades no serán “normales”.

El Reino Unido podría relajar las actuales medidas de confinamiento contra la pandemia de COVID-19 para permitir que las familias se reúnan en Navidad, ante las señales de que los nuevos casos de coronavirus empiezan a bajar como resultado de las restricciones impuestas, expresó este viernes el secretario de Salud, Matt Hancock.

El secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock.
El secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock.

Reino Unido ostenta la cifra oficial de muertes por COVID-19 más alta de Europa y Boris Johnson ha decretado algunas de las medidas más severas de su historia en tiempos de paz, en un intento por frenar la propagación del virus.

Hancock aseguró que trabaja con las administraciones delegadas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte para tener un enfoque conjunto en el Reino Unido de cara a la Navidad.

Inglaterra lleva dos semanas de confinamiento, algo que el ministro de Salud considera que está ayudando a aplanar el número de casos, una importante señal de que la situación empieza a moverse en la dirección correcta antes de tomar una decisión sobre la Navidad.

Hay señales alentadoras de que el número de casos está empezando a disminuir, y que el cierre que introdujimos, a principios de este mes, está funcionando”, afirmó Hancock al canal de televisión británico Sky News.

El confinamiento en Inglaterra finaliza el 2 de diciembre.

El gobierno del Reino Unido pidió este viernes a la agencia reguladora de medicamentos (MHRA) que analice la vacuna contra la covid-19 de Pfizer y BioNTech para poder empezar a suministrarla en diciembre a los grupos más vulnerables y a partir de enero al conjunto de la población.

Este pedido formal para que se evalúe la idoneidad de la vacuna podría convertir al Reino Unido en el primer país después de Estados Unidos en contar con el antígeno. Si los reguladores la aprueban, el país espera tener 10 millones de dosis, suficiente para proteger a 5 millones de personas, para fin de año.

El Reino Unido ya había ordenado 40 millones de dosis de esa vacuna, que resultó ser 95% efectiva para prevenir la propagación de un virus que ha matado a más de 1,3 millones de personas en todo el mundo y ha paralizado la economía global.

El ministro británico de Salud, Matt Hancock, explicó en una rueda de prensa que Pfizer ha comenzado a mandar los datos requeridos por el regulador independiente y completará la información en los próximos días.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS;

La FDA aprobó el tratamiento de Regeneron que usó Trump para combatir el covid-19

La vacunación contra el coronavirus en España comenzará en enero y no será obligatoria


MAS NOTICIAS