Líbano: Saad Hariri fue nombrado primer ministro y encargado de formar un nuevo gobierno

El ex premier que renunció hace un año ante una ola de protestas multitudinarias volverá al puesto, con la misión de abordar la crisis bancaria, la pobreza, el Covid y la reconstrucción de Beirut tras la explosión de agosto

Saad Hariri había adelantado que estaba dispuesto a volver a tomar el puesto de primer ministro (Reuters)
Saad Hariri había adelantado que estaba dispuesto a volver a tomar el puesto de primer ministro (Reuters)

El ex primer ministro libanés Saad Hariri volvió a ser nombrado este jueves para el puesto, un año después de su dimisión en medio de multitudinarias protestas y al mes de la renuncia por falta de consenso para formar gobierno del anterior dirigente designado, Mustafa Adib.

“El presidente (Michel) Aoun convocó al primer ministro Saad Hariri para asignarle la formación de un nuevo gobierno”, anunció la Presidencia en su cuenta de Twitter al terminar una ronda de consultas parlamentarias durante la que la mayoría de los grupos expresó su respaldo a Hariri y otros muchos se abstuvieron.

El hijo del asesinado mandatario Rafic Hariri se convierte así en el tercer primer ministro designado en el último año, después de que su sucesor, Hasan Diab, renunciase tras la gran explosión en Beirut el pasado 4 de agosto y de que Adib hiciese lo propio a finales de septiembre ante los obstáculos para formar gobierno.

infobae-image

Hariri todavía se enfrentaría a grandes desafíos para navegar por la política de reparto del poder en el Líbano y acordar un gabinete, que luego debería abordar una lista creciente de problemas: una crisis bancaria, la caída de la moneda, el aumento de la pobreza y las deudas estatales paralizantes.

El nuevo gobierno también tendrá que hacer frente a la oleada de COVID-19 y a las consecuencias de la enorme explosión ocurrida en agosto en el puerto de Beirut, que mató a casi 200 personas y causó miles de millones de dólares en daños.

Protesta del sábado en Beirut (Reuters)
Protesta del sábado en Beirut (Reuters)

El último gobierno de coalición del líder sunita Hariri fue derrocado hace casi exactamente un año cuando las protestas se apoderaron del país, furiosas contra la élite gobernante del Líbano.

La economía libanesa caerá un 25% en 2020 según las previsiones del FMI y se confronta a una de sus peores crisis económica, social y política desde la guerra de 1975-1990.

Cientos de libaneses marcharon el sábado pasado en Beirut para conmemorar el primer aniversario de un levantamiento popular sin precedentes desencadenado contra una élite política acusada de corrupción e incompetencia, pero que no provocó verdaderos cambios en un país en pleno colapso económico.

(Con información de AFP y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Médicos Sin Fronteras reportó un “aumento considerable” en problemas de salud mental tras la explosión en Beirut

MAS NOTICIAS