Canadá suspendió la venta de armas a Turquía por el conflicto en Nagorno-Karabaj

El ministro de Relaciones Exteriores, François-Philippe Champagne, manifestó que se inició una investigación tras las denuncia sobre “la utilización de tecnologías canadienses en el conflicto militar" que enfrenta a Armenia y Azerbaiyán


El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, François-Philippe Champagne (EFE/EPA/ANTHONY ANEX)
El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, François-Philippe Champagne (EFE/EPA/ANTHONY ANEX)

Canadá anunció este lunes la suspensión de la exportación de armas a Turquía durante una investigación sobre el posible desvío de material militar canadiense a Azerbaiyán, en el marco del conflicto en Nagorno-Karabaj.

“En respeto al riguroso régimen de control de exportaciones de Canadá y debido a las continuas hostilidades, suspendí las licencias pertinentes a Turquía para evaluar mejor la situación”, manifestó el ministro de Relaciones Exteriores canadiense, François-Philippe Champagne, en un comunicado.

Recordó, además, haber ordenado investigar denuncias sobre “la utilización de tecnologías canadienses en el conflicto militar de Nagorno-Karabaj”.

Medios locales indicaron que Canadá entregó en mayo permisos a la sociedad canadiense L3Harris Wescam para exportar sistemas de imágenes y objetivos a un fabricante turco de drones.

Canadá investiga la colaboración militar de Turquía con Azerbaiyán (REUTERS/Murad Sezer)
Canadá investiga la colaboración militar de Turquía con Azerbaiyán (REUTERS/Murad Sezer)

Ese material está ahora en el centro de las acusaciones contra Azerbaiyán, al que se le atribuye utilizar drones fabricados por la empresa turca Baykar en las hostilidades con Armenia por Nagorno-Karabaj.

Poblada mayormente por armenios, esa región se separó de Azerbaiyán tras lo cual se desató una guerra (1988-1994) que dejó unos 30.000 muertos. Azerbaiyán demanda desde entonces la retirada de los armenios de la región.

El año pasado Ottawa suspendió sus exportaciones a Turquía, esencialmente material militar, tras una incursión armada de Ankara en el norte de Siria para combatir a los rebeldes kurdos.

No obstante, en mayo Canadá reanudó sus ventas a los turcos.

“Pedimos que inmediatamente se tomen medidas para estabilizar la situación en el terreno y reiteramos que nada puede reemplazar una solución pacífica y negociada de ese conflicto” entre Armenia y Azerbaiyán, indicó Champagne.

Por su parte, Francia, Rusia y Estados Unidos, miembros del llamado Grupo de Minsk, consideraron este lunes que los ataques contra civiles en Nagorno Karabaj, donde se enfrentan fuerzas separatistas armenias y el ejército azerbaiyano, son una “amenaza inaceptable para la estabilidad de la región”.

Ilham Aliyev, presidente de Azerbaiyán (Official web-site of President of Azerbaijan/Handout via REUTERS)
Ilham Aliyev, presidente de Azerbaiyán (Official web-site of President of Azerbaijan/Handout via REUTERS)

Los “ataques contra instalaciones civiles” y su “carácter desproporcionado” constituyen “una amenaza inaceptable para la estabilidad de la región”, advirtieron los ministros de Asuntos Exteriores de los tres países que forman ese grupo mediador en el conflicto.

Mike Pompeo (Estados Unidos), Jean-Yves Le Drian (Francia) y Serguéi Lavrov “condenan con la mayor firmeza la escalada de violencia inédita y peligrosa ocurrida en y por fuera de la zona de conflicto de Alto Karabaj”, subrayó la nota.

Piden de nuevo un “cese el fuego inmediato y sin condición” y exhortan a Bakú y Ereván a “comprometerse desde ahora a reanudar el proceso de negociación apoyándose en los principios fundamentales aplicables y sobre los textos internacionales pertinentes bien conocidos de ambas partes”.

Paralelamente, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, llamó este lunes a un cese el fuego “inmediato” en Nagorno Karabaj, durante una conversación telefónica con el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian. “Vladimir Putin insistió de nuevo en la necesidad de un cese inmediato de las operaciones de combate”, anunció el Kremlin en un comunicado.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó su apoyo a las fuerzas de Azerbaiyán (EFE/EPA/ANDREJ CUKIC)
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó su apoyo a las fuerzas de Azerbaiyán (EFE/EPA/ANDREJ CUKIC)

Armenia advirtió este domingo de que si la comunidad internacional hace una estimación equivocada de la situación en Nagorno-Karabaj, Europa podría toparse con la presión de “Turquía junto a Viena”. “Espero una postura precisa. Si la comunidad internacional le da un enfoque geopolítico errado a esa situación, Europa debe esperar toparse con Turquía junto a Viena”, afirmó Pashinian en una entrevista con el diario alemán ‘Bild’.

Para Pashinian, actualmente “Nagorno-Karabaj y Armenia representan la línea del frente de la civilización”. “Los armenios en el Cáucaso Sur son el último obstáculo ante la expansión de Turquía al norte, al sureste y al este. La política imperialista turca se extiende mucho más allá del Cáucaso”, alertó.

El primer ministro armenio indicó que la actual escalada del conflicto, iniciada hace una semana, es “mucho peor” que la que tuvo lugar en 2016. “Puede compararse, en el peor de los casos, con lo ocurrido en 1915, cuando, durante el primer genocidio del siglo XX, fueron asesinados más de 1,5 millones de armenios”, señaló. El Estado turco avanza hacia “un nuevo genocidio”. “El mundo debe conocer lo que está ocurriendo en Nagorno-Karabaj”, ha remachado.

Fuerzas separatistas armenias de Nagorno Karabaj, apoyadas por Armenia, y el ejército azerbaiyano continuaron este lunes por noveno día sus enfrentamientos, caracterizados por bombardeos en zonas urbanas, lo que hace temer nuevas víctimas civiles.

Nuevos disparos de cohetes fueron lanzados contra la capital separatista, Stepanakert, habitada por 50.000 habitantes.

Más de 60 civiles de Armenia y Azerbaiyán murieron en los últimos nueve días de enfrentamientos (David Ghahramanyan/NKR InfoCenter/PAN Photo/Handout via REUTERS)
Más de 60 civiles de Armenia y Azerbaiyán murieron en los últimos nueve días de enfrentamientos (David Ghahramanyan/NKR InfoCenter/PAN Photo/Handout via REUTERS)

Como el día anterior, Azerbaiyán también dijo haber visto zonas civiles que eran objetivo de disparos armenios, en especial de cohetes.

Según los balances oficiales, desde el 27 de septiembre han muerto 19 civiles armenios y 44 azerbayanos.

El Grupo de Minsk está encargado desde 1992 de la mediación en el caso de Nagorno Karabaj.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Armenia instó a “no creer en las noticias falsas” difundidas por Azerbaiyán y Turquía: “No permitiremos un nuevo genocidio en Nagorno-Karabaj”

Conflicto en Nagorno-Karabaj: Armenia denunció que Turquía “avanza hacia un nuevo genocidio”


MAS NOTICIAS