La hermana de Kim Jong-un reapareció en público por primera vez desde julio tras una larga y polémica ausencia

Kim Yo-jong llevaba meses lejos de la escena pública, durante los cuales se creyó que podría haber sido a causa del enfrentamiento que encabezó contra Corea del Sur mientras su hermano se encontraba ausente

Foto distribuida por la agencia oficial norcoreana Korean Central News Agency (KCNA) el 2 de octubre de 2020.
Foto distribuida por la agencia oficial norcoreana Korean Central News Agency (KCNA) el 2 de octubre de 2020.

Kim Yo-jong, hermana menor del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, reapareció en público por primera vez desde julio, luego de una larga ausencia que desató el rumor de que la mujer, una de las estrellas ascendentes de la política norcoreana, habría recibido un llamado de atención tras protagonizar un notable enfrentamiento con Corea del Sur al principio del verano en el hemisferio norte.

Kim Yo-jong acompañó a su hermano y a otros funcionarios del país durante una inspección de los trabajos de reconstrucción en las infraestructuras dañadas en los últimos meses en el país, según informó la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

El “Rodong Sinmun”, periódico oficial del partido gobernante de Corea del Norte, publicó una foto de la visita del mandatario, donde se puede ver a su hermana en segundo plano, vestida con una gabardina beige.

Agencia oficial norcoreana Korean Central News Agency (KCNA) el 2 de octubre de 2020
Agencia oficial norcoreana Korean Central News Agency (KCNA) el 2 de octubre de 2020

Los medios estatales no dieron detalles del momento en que se realizó la visita, pero todo parece indicar que tuvo lugar el jueves, ya que las actividades del líder norcoreano suelen aparecer reflejadas en los medios nacionales al día siguiente.

La figura de la hermana del líder norcoreano adquirió especial trascendencia a principios de este año gracias a sus constantes apariciones públicas mientras Kim Jong-un transitaba una extraña ausencia pública. Durante ese período, Kim Yo-jong encabezó una agresiva campaña contra Corea del Sur, país al que instó a que dejara de enviar propaganda a través de la frontera, y que culminó con la voladura simbólica de un edificio que servía como sede de diálogo entre las naciones vecinas.

Su perfil alcanzó tal envergadura que durante unos días de julio llegó a ser la cara visible de las negociaciones con Estados Unidos, momento en que desapareció de la luz pública en dos importantes congresos del Partido del Trabajo de Corea, fuerza política del Gobierno norcoreano.

“Nunca sabremos qué pasó durante sus últimos dos meses de ausencia, pero no creo que haya sido castigada”, declaró a Bloomberg la analista política Rachel Minyoung Lee, quien considera “impensable” que una campaña nacional como la liderada por la mujer contra Corea del Sur fuera lanzada y ejecutada sin la aprobación de su hermano.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: