Se conocen más detalles del espectacular escape de Carlos Ghosn de Japón: pago en criptomonedas y una mentira que salió a la luz

El ex alto ejecutivo de Nissan había afirmado que su familia no había participado de la fuga que unió Tokio con el Líbano

TOKYO, JAPAN - APRIL
TOKYO, JAPAN - APRIL

El hijo de Carlos Ghosn hizo pagos en criptomoneda por aproximadamente US$500.000 a uno de los dos hombres estadounidenses acusados de ayudar al expresidente de Nissan Motor Co. a escapar de cargos criminales en Japón, dijeron fiscales estadounidenses.

Anthony Ghosn realizó los pagos a Peter Taylor a través de la plataforma de criptomoneda Coinbase después de que el ejecutivo escapó en una caja de contrabando a bordo de un avión privado en diciembre, dijeron los fiscales en una presentación judicial el miércoles. Junto con una transferencia bancaria anterior, Taylor y su padre, Michael Taylor, recibieron un total de al menos US$1,36 millones de la familia Ghosn, según muestran registros del Gobierno.

Carlos Ghosn, quien huyó a Líbano, afirmó que su familia no participó en su escape de Japón, donde se enfrentaba a cargos por mala conducta financiera. Pero fiscales en Estados Unidos y Japón han reunido evidencia que indica que su hijo y una hija, Maya, tuvieron que ver en la operación.

Los Taylor fueron arrestados por las autoridades estadounidenses en mayo bajo solicitud del Gobierno japonés, que busca su extradición. En su solicitud formal de extradición a Estados Unidos en junio, Japón incluyó imágenes de cámaras de seguridad y una entrevista a un testigo que mostraba que Maya Ghosn se reunió con su padre, y más tarde con Peter Taylor, en Tokio, el día de la fuga. Llegó al hotel de Taylor en un automóvil que transportaba parte del equipaje de Ghosn, dijeron los fiscales.

Nadie en la familia de Ghosn ha sido acusado de ayudar en el escape. Una portavoz de la familia no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios enviada por correo electrónico el jueves.

Las transferencias de criptomonedas, realizadas en cuotas desde enero hasta mediados de mayo, son el segundo conjunto de pagos que los fiscales han identificado entre Ghosn y los Taylor. En la solicitud de extradición, los investigadores japoneses dijeron que el propio Ghosn había transferido más de US$860.000 a una compañía dirigida por Peter Taylor.

El ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn y su esposa, Carole Ghosn posan para una foto en su vivienda de Beirut, Líbano, a principios de enero de 2020 (Reuters)
El ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn y su esposa, Carole Ghosn posan para una foto en su vivienda de Beirut, Líbano, a principios de enero de 2020 (Reuters)

Los Taylor, que han estado bajo custodia desde sus arrestos en Massachusetts, ahora intentan por tercera vez obtener libertad bajo fianza, luego de que jueces diferentes rechazaron sus anteriores peticiones de liberación. Los fiscales estadounidenses argumentaron el miércoles que los pagos de la familia de Ghosn mostraban que los Taylor recibieron “pagos generosos” y que tienen los recursos para huir del país.

A principios de este mes, Ghosn comentó en Al Arabiya TV que estaba “ayudando a todos los que me ayudaron... ayudándolos con mis medios”, comentario que los fiscales resaltaron en la presentación judicial.

Los abogados de los Taylor no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los Taylor nunca han negado haber estado involucrados en la fuga de Ghosn. Pero en la corte, sus abogados han argumentado que la solicitud de extradición de Japón no tiene fundamento porque en realidad no acusa a los Taylor de un delito lo suficientemente grave como para justificar la extradición.

También han argumentado que los Taylor tienen fuertes lazos en Massachusetts y no constituyen riesgos de fuga.

En una audiencia de fianza en junio, los abogados indicaron que ambos hombres regresaron voluntariamente a Estados Unidos desde Líbano, incluso después de que Japón emitiera las órdenes de arresto. Si los Taylor hubieran querido eludir el proceso judicial, dijeron los abogados, simplemente podrían haberse quedado en Líbano, que no tiene un acuerdo de extradición con Japón.

No hay posibilidad de que estos personajes huyan”, dijo Paul Kelly, abogado de los Taylor.

(C) Bloomberg.-

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR