Coronavirus en España: confirmaron 394 nuevas muertes y Pedro Sánchez prorrogó por otros 15 días la cuarentena

El mandatario, que necesitará la autorización del Congreso, informó la medida a los presidentes regionales. El estado de alarma rige desde el 14 de marzo, pero los casos continúan en aumento: la pandemia ya causó más de 1.700 víctimas fatales

Pedro Sánchez (REUTERS/Sergio Perez)
Pedro Sánchez (REUTERS/Sergio Perez)

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este domingo que el estado de alarma por la epidemia de coronavirus se prolongará en el país otros 15 días, hasta el 11 de abril, hacia el final de la Semana Santa.

La medida se conoció poco antes del balance diario, que arrojó un aumento diario de 394 muertes (un salto de casi 30%) y 3.646 contagios. Con estas cifras, el balance total de víctimas fatales llegó a 1.720 y los casos superan los 28.500.

Además, hasta el momento se han curado un total de 2.575 personas y hay 1.785 pacientes en las Unidades de Cuidado Intensivo, según cifras del Ministerio de Sanidad.

Sánchez realizó el anuncio de la extensión de la cuarentena a los presidentes de las diferentes Comunidades Autónomas españolas con los que mantuvo un encuentro por videoconferencia para tratar la crisis del coronavirus, según confirmaron a EFE fuentes autonómicas.

Para esta prórroga, del Ejecutivo necesitará la autorización del Congreso, según marca la Constitución. “El consejo de ministros del próximo martes aprobará solicitar la ampliación del estado de alarma hasta el día 11 de abril”, dijo en una comparecencia Pedro Sánchez, mostrándose “convencido” de que el Congreso le dará la necesaria luz verde para extender esta medida.

Teleconferencia de Pedro Sánchez (Reuters)
Teleconferencia de Pedro Sánchez (Reuters)

El Gobierno español decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, pero desde entonces los casos de contagios y los fallecidos han crecido de manera exponencial hasta alcanzar los 25.000 afectados y más de 1.300 fallecidos, según los últimos datos oficiales. España es ahora mismo el tercer país del mundo con más casos reportados de coronavirus.

Desde el inicio del estado de alarma, los ciudadanos sólo pueden salir para comprar bienes de primera necesidad, acompañar a personas dependientes o ir a trabajar, para aquellos que no puedan hacerlo desde casa. Las fuerzas de seguridad reforzaron los controles en carretera y multiplicaron las multas, para garantizar que la gente no se va a las costas o a residencias secundarias aprovechando el parón de actividad.

La realización de pruebas se va a intentar extender “al mayor número de población”, dijo Sánchez, para afinar el número de enfermos y aislar a quienes den positivo. Según el gobierno se han realizado hasta la fecha 355.000 exámenes, con un ritmo medio de entre 15.000 y 20.000 diarios en estas últimas jornadas.

El propio Sánchez insistió el sábado por la noche en un mensaje televisado a los españoles que los días más duros de la pandemia aún no habían llegado y que los españoles tenían que llegar a la próxima semana “muy fuertes”, ante el previsible aumento de infectados y muertes.

Camas preparadas en un centro de convenciones de Madrid (Reuters)
Camas preparadas en un centro de convenciones de Madrid (Reuters)

El coronavirus tiene de momento una letalidad del 5,3%, con un pico del 9% en la región de Madrid, la más castigada del país con un 60% de los fallecidos. La mortalidad se da “fundamentalmente en mayores de 70 años”, señaló María José Sierra, del centro de alertas sanitarias, aunque puntualmente ha habido algunos muertos de menos de 40.

La gran urgencia está en paliar la falta de medios humanos y materiales denunciada por los profesionales sanitarios, en especial allí donde se concentran más casos, como el área metropolitana de Madrid, que afronta una “avalancha”, como dijo Sánchez, o Cataluña.

El desbordamiento es tal que algunas unidades de cuidados intensivos están teniendo que priorizar el ingreso de los pacientes con una mayor expectativa de vida. Igualmente se está recurriendo a medidas extraordinarias, como la medicalización de hoteles en Madrid, una medida que se está preparando también en Barcelona y Andalucía.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Sociología del coronavirus: cuando la cultura de los países puede ser una ayuda o un obstáculo ante la pandemia

“Me duele la cabeza y la garganta y mi esposa está por dar a luz”: diario íntimo de 10 días de cuarentena en España