La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, firman el acuerdo del Brexit (Foto: Twitter Charles Michel/@eucopresident)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, firman el acuerdo del Brexit (Foto: Twitter Charles Michel/@eucopresident)

La titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, firmaron este viernes el acuerdo del Brexit, antes de su ratificación por la Eurocámara y la salida de los británicos la próxima semana.

“Las cosas cambiarán inevitablemente pero nuestra amistad permanecerá. Empezamos un nuevo capítulo como socios y aliados”, tuiteó el jefe del Consejo, quien expresó sus “ganas de escribir juntos esta nueva página”.

En presencia del negociador europeo Michel Barnier, Charles Michel y Ursula Von der Leyen firmaron a primera hora del viernes el documento, que debe viajar ahora a Londres para su firma por el primer ministro británico, Boris Johnson.

El Reino Unido se encamina a abandonar el bloque el 31 de enero como decidieron los británicos en un referéndum en 2016 y tras más de tres años de negociaciones y dos elecciones legislativas británicas para tratar de sacar adelante el acuerdo.

La reina Isabel II dio el jueves su asentimiento real el proyecto de ley que regula los términos del Brexit, elaborado por el gobierno de Johnson, después de su aprobación por el Parlamento británico.

La pelota está ahora en el lado europeo. El pleno de la Eurocámara debe ratificar el miércoles el acuerdo, un trámite que se anuncia fácil después que la comisión parlamentaria competente lo aprobara el jueves por 23 votos contra 3.

El Reino Unido pondrá fin así a más de cuarenta años de membresía al bloque el 31 de enero, protagonizando el primer divorcio de un país en más de seis décadas de proyecto europeo, aunque seguirá cumpliendo con las reglas hasta finales de año.

Durante este período de transición, que busca evitar una ruptura abrupta, Londres y Bruselas deberán alcanzar un acuerdo sobre la futura relación a ambos lados del Canal de la Mancha, sobre todo en el aspecto comercial.

(Con información de AFP)