El príncipe Carlos con un guerrero maorí en Nueva Zelanda (REUTERS/Tracey Nearmy)
El príncipe Carlos con un guerrero maorí en Nueva Zelanda (REUTERS/Tracey Nearmy)

La imagen da vuelta al mundo. El príncipe Carlos de Gran Bretaña recoge un “dardo” cuando se enfrenta a un guerrero maorí durante su bienvenida a Takanhanga Marae en Kaikoura, Nueva Zelanda, este sábado.

El príncipe se encuentra en ese país, donde cuando llegó un grupo de guerreros maoríes lo retaron a recoger una lanza previamente clavada en el suelo, un acto que se utilizaba antiguamente para asegurarse de las intenciones pacíficas del visitantes.

El encuentro del Príncipe Carlos con un guerrero maorí

A esta ceremonia conocida como “wero”, le siguió otra serie de actos protocolarios protagonizados por maoríes como el saludo “hongi”, en el que se roza las narices, una “haka”, una danza tradicional maorí que ha sido popularizada por los jugadores de rugby neozelandeses, así como el protocolo de recepción “karanga”.

Un guerrero maorí en la visita de Carlos (REUTERS/Tracey Nearmy)
Un guerrero maorí en la visita de Carlos (REUTERS/Tracey Nearmy)

El príncipe Carlos y su esposa Camilla llegaron el domingo al país oceánico para una visita de 6 días, durante una gira hasta el 25 de noviembre en la que también visitarán las Islas Salomón y Tuvalu.

En los actos de esta semana -algunos tuvieron lugar en la Casa de Gobierno en la ciudad de Auckland-, estuvieron presentes la primera ministra, Jacinda Ardern, así como la gobernadora de Nueva Zelanda, Patsy Reddy, representante de la reina Isabel II en el país.

El príncipe Carlos hace el tradicional saludo (REUTERS/Tracey Nearmy)
El príncipe Carlos hace el tradicional saludo (REUTERS/Tracey Nearmy)

El príncipe viajó a la zona del Tratado de Waitangi, un histórico lugar en donde se firmó un acuerdo entre la Corona y los jefes maoríes de la Isla Norte en 1840 mediante el cual se establece la relación entre ambas partes.

El príncipe Carlos sostiene su bastón después de completar una caminata costera en Kaikoura, Nueva Zelanda (REUTERS/Tracey Nearmy)
El príncipe Carlos sostiene su bastón después de completar una caminata costera en Kaikoura, Nueva Zelanda (REUTERS/Tracey Nearmy)

Asimismo el heredero de la corona británica fue junto a su esposa a la ciudad de Christchurch, escenario el pasado marzo de un atentado supremacista contra dos mezquitas que se saldó con 51 muertos, entre otras actividades, de acuerdo a un comunicado de su oficina de prensa.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: