Legisladores rusos durante la sesión de la Duma Estatal, la cámara baja del parlamento, en Moscú, el 21 de noviembre de 2019 (REUTERS/Alexander Reshetnikov)
Legisladores rusos durante la sesión de la Duma Estatal, la cámara baja del parlamento, en Moscú, el 21 de noviembre de 2019 (REUTERS/Alexander Reshetnikov)


La Duma Estatal aprobó este jueves la lectura final de un proyecto de ley que permite declarar “agentes extranjeros” a los periodistas que trabajan para organizaciones de prensa previamente catalogadas de la misma manera. De acuerdo con la nueva norma, sería suficiente colaborar con el medio de comunicación para transformarse en un agente foráneo.

Para convertirse en ley, la iniciativa debe ser aprobado por la Cámara Alta del Parlamento, el Consejo de la Federación. La palabra final la tendrá Vladimir Putin, que podría firmarla o no, como ha ocurrido en otros casos.

Defensores de los derechos humanos cuestionaron el proyecto y advirtieron de la existencia de mayores restricciones a la libertad de los medios de comunicación y de internet en Rusia. Distintas organizaciones sostienen que la ley podría llevar también a los blogueros y a los periodistas independientes a ser etiquetados como “agentes extranjeros”.

La entrada de la Duma (iStock)
La entrada de la Duma (iStock)


Amnistía Internacional, en una declaración conjunta con otros grupos de defensa de los derechos humanos, entre ellos Periodistas sin Fronteras, denunció la medida como “un paso más para restringir los medios de comunicación libres e independientes” y “una herramienta poderosa para silenciar las voces de la oposición”.

De todos modos, Leonid Levin, titular del Comité de Política Informativa y Tecnologías de Información de la Duma, sostuvo que la iniciativa no busca encasillar “de forma automática” a todos los periodistas de medios que son “agentes extranjeros”. Además, afirmó que no está dirigida contra los “blogueros y publicistas”.

Levin explicó que cada caso concreto sera examinado conjuntamente por los Ministerios de Justicia y Asuntos Exteriores. Por otro lado, subrayó que el proyecto atañe solamente a las personas físicas que reciban retribución de los medios declarados “agentes extranjeros”.

El presidente ruso Vladimir Putin se dirige a la Asamblea Federal, incluidos los parlamentarios de la Duma Estatal y los miembros del Consejo de la Federación, en Moscú, el 20 de febrero de 2019 (Sputnik/Alexei Nikolsky/Kremlin a través de REUTERS)
El presidente ruso Vladimir Putin se dirige a la Asamblea Federal, incluidos los parlamentarios de la Duma Estatal y los miembros del Consejo de la Federación, en Moscú, el 20 de febrero de 2019 (Sputnik/Alexei Nikolsky/Kremlin a través de REUTERS)


Rusia aprobó en 2017 una ley que permite declarar “agentes extranjeros” a los medios foráneos que difunden información en el país, en respuesta a la orden dada por Washington a la televisión rusa RT (antigua Russia Today) y a la agencia Sputnik para registrarse como tales en Estados Unidos.

En la actualidad, la lista de los medios que operan como “agentes extranjeros” incluye nueve organizaciones, entre ellas la emisora Voz de América, uno de los servicios nacionales de Radio Libertad, el canal Nastoyaschee vremia (Tiempos Actuales) y varios portales.

Estos medios deben señalar ese estatus en sus productos (artículos, programas de radio o televisión, etcétera) y rendir cuentas sobre su actividad a las autoridades rusas, requerimiento que se extenderá a las personas físicas a la que de les dé esa condición. A la vez, los parlamentarios estudian simultáneamente imponer multas de entre 10.000 rublos (unos 155 dólares) y 1 millón de rublos (unos 15.500 dólares) por el incumplimiento de los requisitos de la ley.

El edificio de la duma, el parlamento ruso, en el centro de Moscú (iStock)
El edificio de la duma, el parlamento ruso, en el centro de Moscú (iStock)


Uno de los autores de la enmienda, el diputado ruso Vasili Piskariov, aseguró que la norma no busca restringir la libertad de información en el país, y se justificó diciendo que los ciudadanos que reciban la etiqueta “agente extranjero” podrán seguir ejerciendo sus actividades profesionales. Claro que tendrán que publicar informes bianuales sobre su labor y rendir cuentas ante el Ministerio de Justicia.

“La inclusión en la lista del Ministerio de Justicia puede afectar a un número muy reducido de personas”, aseguró el parlamentario.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: