En enero, un simulacro mostró las enormes filas de camiones que se formarían en las aduanas por la eliminación de la libre circulación comercial (Reuters)
En enero, un simulacro mostró las enormes filas de camiones que se formarían en las aduanas por la eliminación de la libre circulación comercial (Reuters)

Reino Unido enfrentará una escasez de combustibles, alimentos y medicinas si abandona la Unión Europea sin un acuerdo de transición, por el atasco en puertos y una frontera dura en Irlanda, según documentos oficiales publicados por el Sunday Times.

El periódico indicó que las previsiones de la Oficina del Gabinete mostraron las repercusiones más probables de un Brexit sin acuerdo, en lugar de los peores escenarios.

Según el informe, el 85% de los camiones que usan los principales cruces del canal "pueden no estar listos" para la aduana francesa, lo que significa que las dificultades podrían durar hasta tres meses antes de que mejore el flujo.

El gobierno cree que una frontera dura entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda es probable, ya que los planes actuales para evitar los controles generalizados resultarán insostenibles, dijo el Times.

"Compilado este mes por la Oficina del Gabinete bajo el nombre en clave de Operación Yellowhammer, el dossier ofrece un vistazo a la planificación encubierta que está llevando a cabo el gobierno para evitar un colapso catastrófico en la infraestructura del país", informó el Times.

Boris Johnson insiste en abandonar la UE a como dé lugar (AFP)
Boris Johnson insiste en abandonar la UE a como dé lugar (AFP)

"El archivo, marcado como 'sensible' y que requiere una autorización de seguridad para conocerlo, es notable porque ofrece la evaluación más completa de la preparación del Reino Unido para un Brexit sin acuerdo", agregó el diario.

El Reino Unido se dirige hacia una crisis constitucional y un enfrentamiento con la UE, ya que el primer ministro Boris Johnson ha prometido en repetidas ocasiones abandonar el bloque el 31 de octubre sin un acuerdo, a menos que la UE acepte revisar los términos del divorcio.

Fin de las leyes europeas

El Gobierno británico anunció este domingo que el secretario del Brexit, Steve Barclay, firmó la orden para desligar las leyes de la Unión Europea (UE) del Reino Unido, mediante la derogación de la Ley de Comunidades Europeas, que permite que la regulación europea actúe directamente en el país británico.

Este rechazo a las leyes europeas tendrá efecto cuando el Reino Unido formalice la salida de la UE el próximo 31 de octubre. Según explicó Downing Street en un comunicado, este anuncio marca un "paso histórico" para recuperar el poder en las leyes.

(Con información de Reuters y EFE)