El barril de petróleo necesita un precio de equilibrio a largo plazo de USD 10-20 para seguir siendo competitivo frente a la emergente energía renovable, según un informe de BNP Paribas SA. (Shutterstock)
El barril de petróleo necesita un precio de equilibrio a largo plazo de USD 10-20 para seguir siendo competitivo frente a la emergente energía renovable, según un informe de BNP Paribas SA. (Shutterstock)

El barril de petróleo necesita un precio de equilibrio a largo plazo de entre 10 y 20 dólares para seguir siendo competitivo en la movilidad, según un informe de BNP Paribas SA titulado "EROCI y el duro camino por delante para el petróleo".

El informe -publicado el viernes por Mark Lewis, director mundial de análisis de sostenibilidad en la unidad de gestión de activos de BNP- introduce el concepto "retorno de energía sobre el capital invertido" (EROCI, por sus siglas en inglés) para explicar la economía del transporte por carretera. Es una medida del dinero gastado en petróleo y energías renovables y el diferencial en su energía neta producida cuando se usa para movilidad, dijo.

La investigación se guía por la siguiente pregunta: para un determinado desembolso de capital en petróleo y energías renovables, ¿cuánta energía útil obtenemos para hacer funcionar las ruedas? En otras palabras, para una determinada inversión, ¿cuanta movilidad se puede comprar?

Retorno de energía de nuevos proyectos renovables junto con vehículos eléctricos, en comparación con el petróleo utilizado para vehículos a gasolina por un desembolso de USD 100.000 millones, en teravatio-hora (TWh).
Retorno de energía de nuevos proyectos renovables junto con vehículos eléctricos, en comparación con el petróleo utilizado para vehículos a gasolina por un desembolso de USD 100.000 millones, en teravatio-hora (TWh).

Asumiendo una inversión de USD 100.000 millones, el análisis de Lewis indica que los nuevos proyectos de energía eólica y solar junto con vehículos eléctricos que funcionan a baterías en un futuro producirán hasta siete veces más energía útil que los automóviles a gasolina con precios del petróleo cercanos a los niveles actuales, y hasta cuatro veces más que los vehículos diésel.

Por consiguiente, el petróleo tendrá que caer a entre USD 9-10 el barril a largo plazo para que la gasolina siga siendo competitiva respecto a la energía limpia para el transporte, y a USD 17-19 por barril para el diésel, señala Lewis.

El crudo de referencia estadounidense cotizaba este lunes a unos USD 55 en Nueva York.

"Nuestro análisis lleva a una conclusión muy clara para la industria petrolera: por el mismo desembolso de capital hoy, la energía eólica y solar ya producirá mucha más energía útil para los vehículos eléctricos que el petróleo comprado en el mercado spot", dijo Lewis. "Estos son números impresionantes y sugieren que la economía de las energías renovables en conjunto con los vehículos eléctricos serán irresistibles en los diez próximos años".

El crudo cotiza por encima del precio medio del barril de petróleo a largo plazo de USD 48
El crudo cotiza por encima del precio medio del barril de petróleo a largo plazo de USD 48

Aún así, los cambios llevarán tiempo. "La industria petrolera de hoy disfruta de una ventaja de escala masiva sobre la energía eólica y solar de varios órdenes de magnitud: el petróleo suministró el 33% de la energía global en 2018 en comparación con solo el 3% de la energía eólica y solar", señaló Lewis.

No obstante, el autor concluye que es imposible que el petróleo compita con la economía de las energías renovables en el largo plazo. "La economía del petróleo para vehículos a gasolina y diésel…se encuentra ahora en un declive implacable e irreversible", afirma. "Con el 36% de la demanda de petróleo crudo en la actualidad proveniente de los vehículos ligeros y otros tipos de vehículos susceptibles a la electrificación, y otro 5% proveniente de la generación de energía, la industria petrolera nunca antes en su historia se había enfrentado al tipo de amenaza que la electricidad renovable junto con los vehículos eléctricos plantean a su modelo de negocio".

El informe de BNP Paribas debería ser alarmante tanto para los políticos como para las grandes petroleras, especialmente considerando que los cálculos de Lewis no tienen en cuenta las otras ventajas de las energías renovables y los vehículos eléctricos sobre el petróleo como combustible para el transporte por carretera. A saber, los beneficios para el cambio climático y el aire limpio, los beneficios para la salud pública que se derivan de ello, el hecho de que la electricidad es mucho más fácil de transportar que el petróleo y el hecho de que el precio de la electricidad generada a partir de la energía eólica y la energía solar es bajo y se mantiene estable a lo largo del tiempo, mientras que el del petróleo es notoriamente volátil.

(Fuente: Bloomberg)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: