Sergei Zaitsev es jefe del distrito de Shirinsky, en la región rusa de Khakassia, y miembro del partido del presidente Vladimir Putin, Rusia Unida. Si bien Rusia es uno de los países con mayor censura contra la prensa, la reacción del dirigente oficialista contra un periodista excedió cualquier límite.

El reportero Ivan Litomin, del canal de televisión estatal, intentó realizarse una entrevista a Zaitsev. "¿Qué demonios estás haciendo acá?", le preguntó el funcionario, que se encontraba en su oficina. Acto seguido, le pidió en reiteradas oportunidades que se marche.

El joven periodista de 25 años permaneció en la sala y le preguntó sobre las denuncias de corrupción en su contra. Más específicamente, sobre la construcción de su mansión, que presuntamente se financió con dinero desviado para la reconstrucción de viviendas destruidas por incendios forestales en 2015.

Esta es la mansión que se construyó Sergei Zaitsev; denuncian que el dinero fue desviado de los fondos destinados a reparar viviendas alcanzadas por los incendios de 2015
Esta es la mansión que se construyó Sergei Zaitsev; denuncian que el dinero fue desviado de los fondos destinados a reparar viviendas alcanzadas por los incendios de 2015

De acuerdo a las denuncias, ese fondo desviado superaría los 77 millones de dólares.

La prensa local señala que la mansión de Zaitsev fue construida por una compañía que obtuvo un lucrativo contrato por parte del funcionario para reconstruir un sistema de alcantarillado para casas nuevas.

Ante esa pregunta, Zaitsev le volvió a pedir al periodista que se retirara de su oficina. Al no hacer caso a su orden, el funcionario se levantó de su escritorio, agarró el micrófono del periodista, forcejeó con él y lo tiró al suelo violentamente.

Más de 1.500 casas fueron alcanzadas por los incendios
Más de 1.500 casas fueron alcanzadas por los incendios

Tras lo sucedido, el Comité de Investigación de Rusia abrió una causa contra el jefe del distrito de Shirinsky por impedir el libre ejercicio del periodista. En caso de ser condenado por la agresión, podría enfrentar hasta seis años de prisión.

El funcionario, por su parte, ya estuvo en prisión durante cuatro años por negligencia tras un incendio que dejó 30 muertos, 54 heridos y más de 1.500 hogares quemados.

Además de la investigación en su contra, Zaitsev fue expulsado del partido gobernante.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: