Yavuz Selim Demirag (AP)
Yavuz Selim Demirag (AP)

Yavuz Selim Demirag, periodista crítico del régimen de Recep Tayyip Erdogan y sus aliados nacionalistas, fue hospitalizado este fin de semana después de ser brutalmente agredido a la salida de su casa, en Ankara.

El columnista del diario "Yenicag" fue golpeado con bates de béisbol por unas cinco o seis personas después de su presentación el viernes en un programa televisivo, según el periódico Yenicag. Los agresores huyeron en un vehículo, pero luego fueron detenidos por la policía.

El reportero, en tanto, sufrió heridas en su cabeza y torso.

Se desconocen los motivos del ataque pero ocurrió en medio de las tensiones generadas por la decisión de la máxima autoridad electoral de cancelar los resultados de la contienda del 31 de marzo por la alcaldía de Estambul, ganada por la oposición. La autoridad ordenó una nueva votación para el 23 de junio.

Demirag, poco después de la brutal paliza
Demirag, poco después de la brutal paliza

El partido de Erdogan dijo que la votación en Estambul estuvo empañada por el fraude, pero la posición asegura que la junta electoral adoptó la decisión por presiones del gobierno, que pretende en forma desesperada mantener el poder en la mayor ciudad de Turquía.

Se espera que Demirag reciba el alta en las próximas horas.

De todas formas, el ataque fue repudiado por organizaciones sociales y líderes políticos.

La Asociación de Periodistas de Turquía indicó que la golpiza resalta la cada vez menor libertad de expresión en el país. "Los políticos que tienen dificultades con la idea de la libertad de expresión y convierten a los medios y periodistas en objetivos juegan un importante rol en este tipo de ataques", señaló en un comunicado.

Demirag, junto a líderes opositores en el hospital (AP Photo/Burhan Ozbilici)
Demirag, junto a líderes opositores en el hospital (AP Photo/Burhan Ozbilici)

Demirag recibió la visita del líder del opositor Partido Popular (CHP), Kemal Kilicdaroglu, quien había resultado vencedor en las elecciones municipales de Estambul, denunció que los atacantes quisieron matarlo. Señaló, además, que se trató de "un acto cobarde (…) contra la libertad de prensa y opinión".

Con información de AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: