Murió Alfredo Pérez Rubalcaba, ex vicepresidente de España y negociador clave para lograr el fin de ETA

El líder histórico del PSOE sufrió un derrame cerebral a los 67 años

En esta foto de archivo tomada el 23 de marzo de 2012, durante el último mitin de campaña para las elecciones regionales en Sevilla. El ex ministro y líder socialista español Alfredo Pérez Rubalcaba, de 67 años, murió de un derrame cerebral el 10 de mayo de 2019 (AFP)
En esta foto de archivo tomada el 23 de marzo de 2012, durante el último mitin de campaña para las elecciones regionales en Sevilla. El ex ministro y líder socialista español Alfredo Pérez Rubalcaba, de 67 años, murió de un derrame cerebral el 10 de mayo de 2019 (AFP)

El ex vicepresidente del Gobierno español Alfredo Pérez Rubalcaba, uno de los principales líderes del Partido Socialista durante las últimas dos décadas, murió a los 67 años en Madrid tras sufrir un un infarto cerebral este jueves.

El político español, que abandonó la política activa en 2014, fue durante años un referente del Partido Socialista y llegó a ser candidato a presidente del Gobierno en las elecciones generales de 2011.

Fue vicepresidente del Ejecutivo entre 2010 y 2011, con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, y posteriormente fue líder del Partido Socialista (PSOE) entre 2011 y 2014, cuando fue sustituido por Pedro Sánchez, tras un congreso extraordinario del partido.

Además, ejerció como ministro de Educación (1992-93), ministro de la Presidencia (1993-96) y del Interior (2006-2011), en cuyo mandato se dio por finalizado el ETA. Rubalcaba fue decisivo en los contacto con la banda terrorista ETA que culminaron en 2011 con el anuncio del "cese definitivo" de su actividad violenta.

El histórico dirigente socialista era considerado un gran negociador, virtud reconocida también por sus adversarios políticos.

Los últimos años ejerció como profesor de Química Orgánica en la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense de Madrid.

"Nos deja un hombre bueno y brillante en todos los sentidos. Nos deja un hombre de Estado que trabajó por la paz y el bienestar de todos y todas", se lamentó el PSOE en un comunicado.

Los reyes Felipe VI y Letizia se han mostrado "hondamente entristecidos" por la muerte de Rubalcaba, del que han asegurado que agradecerán siempre "su permanente y profunda visión institucional y su alto sentido del Estado" durante su trayectoria política al servicio del país.

El presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, también lo recordó en Twiter como el hombre que le puso "la firma" al fin de ETA. 

El pepista Mariano Rajoy, ex presidente español y rival político de Rubalcaba, lo recordó como "inteligente, hábil negociador e implacable dialéctico, era un rival temible: brillante y afilado como un bisturí, pero sincero a la hora de negociar y todo lo leal que se puede ser entre contrincantes políticos". "A nosotros lo que nos falta es un Rubalcaba", reveló Rajoy que se dijo entre las filas del PP en varias oportunidades.

TE PUEDE INTERESAR