Las ejecuciones en Arabia Saudita generalmente implican una decapitación pública por la mañana, aunque también puede haber una crucifixión si el régimen desea exhibir el cuerpo (Foto: Archivo)
Las ejecuciones en Arabia Saudita generalmente implican una decapitación pública por la mañana, aunque también puede haber una crucifixión si el régimen desea exhibir el cuerpo (Foto: Archivo)

Cinco hombres de los 37 torturados y decapitados el martes pasado en Arabia Saudita acusados de ser "terroristas", habrían tenido sexo entre sí, de acuerdo con la confesión de uno de los señalados durante su juicio.

Uno de los hombres decapitados el martes en el reino saudí admitió haber tenido sexo con cuatro de sus co-acusados de "terrorismo", pero varios de ellos se quejaron durante el juicio de que las confesiones habían sido obtenidas a través de la tortura.

En Arabia Saudita, la homosexualidad es un crimen que se castiga con la muerte, como indica la sharia, ley islámica que rige el país. Los documentos de la corte, obtenidos por la CNN, indican que el hombre que confesó haber tenido sexo con sus co-acusados también dijo odiar al estado Saudí y a la secta suní, una rama del islam radicalmente contraria a la chií, su propia religión, que es la que gobierna el reino.

Han habido aproximadamente 700 ejecuciones en Arabia Saudita desde 2014, un promedio de 13 personas al mes (Foto: Archivo)
Han habido aproximadamente 700 ejecuciones en Arabia Saudita desde 2014, un promedio de 13 personas al mes (Foto: Archivo)

Las autoridades sauditas habían informado el martes pasado de la ejecución de 37 personas acusadas de "terrorismo" en el reino, uno de los países que lideran los registros de pena de muerte en el mundo. Uno de ellos incluso fue crucificado.

El Ministerio del Interior explicó en un comunicado difundido por la agencia SPA que las ejecuciones se produjeron después de que el Tribunal de Apelación, el Tribunal Supremo y un decreto real ratificaran la pena contra los condenados.

Según la nota, los ejecutados fueron sentenciados por "adoptar ideología terrorista extremista, formación de células terroristas, corromper y desestabilizar la seguridad, expandir el caso, provocar la sedición sectaria, dañar la paz y seguridad social, atacar sedes de seguridad con el uso de artefactos explosivos, matar varios efectivos de seguridad y por traición por colaborar con entidades hostiles" al reino.

En Arabia Saudita rigen las leyes de la “sharia”, es decir,  leyes islámicas (Foto: Petros Giannakouris/ AP)
En Arabia Saudita rigen las leyes de la “sharia”, es decir,  leyes islámicas (Foto: Petros Giannakouris/ AP)

Interior señaló que las ejecuciones se llevaron a cabo este martes en las ciudades de Riad, Meca, Medina, Al Sharqia, Al Qasim y Asir.

El hombre acusado de haber tenido sexo con sus co-acusados negó los cargos y su abogado aseguró que eran acusaciones totalmente fabricadas, de acuerdo a los documentos obtenidos por la CNN. Es uno de los 14 condenados por formar una "célula terrorista" en la ciudad de Awamiya tras las manifestaciones antigubernamentales en 2011 y 2012.

Otro de los condenados expresó que la carta que en el juicio se mostraba como su confesión no había sido escrita por él. "Es una difamación, está escrita con el puño y letra de mi torturador", dijo.

Mohamed bin Salmán, el príncipe heredero de Arabia Saudita (Foto: Reuters)
Mohamed bin Salmán, el príncipe heredero de Arabia Saudita (Foto: Reuters)

Dos de los decapitados fueron arrestados cuando tenían apenas 16 y 17 años. Uno de ellos estaba listo para empezar una nueva vida en Estados Unidos, ya que iba a estudiar en la Universidad del Oeste de Michigan. El muchacho, Mujtaba al-Sweikat, fue brutalmente golpeado antes de confesar sus "crímenes", entre los que se incluía haber asistido a una protesta en 2012.

Los condenados también se quejaron varias veces de que no tenían acceso a un abogado, o que eran abandonados en centros de confinamiento solitario durante varios meses, además de la tortura física y psicológica que recibieron, y que su condena estaba basada solamente en sus "confesiones".

En 2018, Arabia Saudita ejecutó a 149 presos, tres más respecto al año precedente, pese a las promesas del príncipe heredero Mohamed bin Salman de "minimizar" la pena capital en el reino. De mantener la tendencia, este año superaría al anterior, ya que, según SPA, ya se ejecutaron al menos a 100 personas en los primeros cuatro meses.

LA ONU CRITICA LAS EJECUCIONES

Michelle Bachelet denunció el debido proceso en Arabia Saudita (Foto: AFP)
Michelle Bachelet denunció el debido proceso en Arabia Saudita (Foto: AFP)

La alta comisionada de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la chilena Michelle Bachelet, expresó que era "particularmente horrendo que al menos tres de los decapitados eran menores cuando fueron sentenciados, una violación flagrante de las leyes internacionales".

Bachelet también criticó y expresó preocupación por la falta de garantías para tener un debido proceso y juicio justo en el reino, justo en un momento en el que las denuncias por confesiones obtenidas a través de torturas han retumbado en el país.