Un senador de extrema derecha que había culpado a los musulmanes por la matanza en Nueva Zelanda se trenzó a golpes con un adolescente que le arrojó un huevo, por lo que debió ser separado por guardias de seguridad.

Un joven de 17 años, identificado en las redes sociales como Will Connolly, se acercó al legislador Fraser Anning cuando declaraba a la prensa en Melbourne, grabando el momento con su celular. Sin previo aviso, le estrelló un huevo en la cabeza, desatando la ira del político, quien lo golpeó varias veces.

Todo apunta a que el adolescente tomó la decisión por las recientes declaraciones del polémico legislador, quien sostuvo el viernes que la masacre en dos mezquitas de Nueva Zelanda fue una consecuencia de la migración musulmana, haciendo foco en las víctimas y no en el supremacista blanco.

En un comunicado, afirmó que "la verdadera causa del derramamiento de sangre" era el programa migratorio, y resaltó lo que, para él, es un "miedo en aumento en la comunidad por la creciente presencia musulmana", aún después de que el autor del ataque haya reconocido su ideología de ultraderecha.

En menos de 24 horas, una carta reunió más de 250 mil firmas que exigían su salida.

Las declaraciones de Anning ya habían sido condenadas por el primer ministro Scott Morrison, quien anunció que una moción bipartidaria sería impulsada en el Parlamento para censurar estas posturas.

El joven que lanzó el huevo luego fue violentamente neutralizado por seguidores del político. Posteriormente, la policía lo liberó sin presentar cargos.

El senador se vio envuelto en una polémica a comienzos de año tras conocerse que había viajado con dinero público a un evento ultranacionalista. Además, ha llamado a una "solución final" para Australia, en referencia al plan del Tercer Reich para llevar a cabo la eliminación sistemática de la población judía.

(Con información de AFP y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: