El comandante Abhinandan Varthaman, piloto del Mig-21 de la Fuerza Aérea India derribado el miércoles en la parte de Cachemira bajo control de Pakistán, fue liberado este viernes. Las autoridades paquistaníes, que lo mantenían capturado, lo entregaron a sus pares indias a través de la ciudad fronteriza de Wagah, en el estado de Lahore.

Varthaman se había eyectado tras el impacto sufrido por su avión, y cayó en paracaídas al área reclamada por ambos países desde hace décadas. Los soldados de Pakistán evitaron que civiles lo linchen y se lo llevaron detenido.

El piloto indio, tras cruzar la frontera
El piloto indio, tras cruzar la frontera

El primer ministro paquistaní Imran Khan había anunciado el jueves que sería liberado como "gesto de paz", en medio de una escalada de tensiones con la India que alcanzó niveles de violencia no vistos desde la guerra de 1999.

El miércoles, el ministro de Exteriores paquistaní Shah Mehmood Qureshi había dicho que su país estaba considerando repatriar al piloto si eso significaba una reducción de las tensiones, señaló la agencia ANI.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan (AFP/Asif HASSAN)
El primer ministro de Pakistán, Imran Khan (AFP/Asif HASSAN)

La India, por su parte, había respondido que la situación del piloto "no estaba abierta a negociaciones" y que debía ser entregado "inmediatamente".

Las tensiones entre la India y Pakistán comenzaron el 14 de febrero, cuando un terrorista suicida se hizo explotar en la Cachemira india matando a 41 soldados, en un atentado que Nueva Delhi achacó a Islamabad.

El martes, la India lanzó un bombardeo aéreo sobre un presunto campo de terroristas en territorio de Pakistán, lo que motivó una respuesta de la Fuerza Aérea de ese país.

Los restos del Mig-21 derribado sobre Pakistán (Foto de STR / AFP)
Los restos del Mig-21 derribado sobre Pakistán (Foto de STR / AFP)

Abhinandan había sido forzado en cautiverio a grabar dos videos para las autoridades paquistaníes. En el primero se lo ve herido, con los ojos vendados y confundido sobre su ubicación. En el segundo se lo veía en buen estado, tomando té y manteniendo un diálogo cordial con sus captores.

Los videos dieron la vuelta al mundo y pusieron el foco del conflicto en la situación del piloto, al punto de que el ministerio de Electrónica y Tecnología e Información de la India pidió a la red social YouTube que diera de baja 11 links en los que podían ser vistos, de acuerdo con el periódico The Times of India.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: