Como cristales (crystal meth) y como pastillas, la metanfetamina se produce en Myanmar. (Wikicommons)
Como cristales (crystal meth) y como pastillas, la metanfetamina se produce en Myanmar. (Wikicommons)

La triple frontera entre Myanmar, Laos y Tailandia tiene una larga historia de comercio clandestino. Y si en los últimos 50 años la región se conoció por producir heroína, recientemente se ha convertido en la zona de mayor producción de metanfetamina del mundo. "Yaba (droga loca en tailandés), que es metanfetamina mezclada con varios adulterantes, cuesta la quinta parte que hace pocos años", informó The Economist.

Por ese motivo la demanda de drogas en Asia ha pasado de la heroína a la metanfetamina. "En 2017 se confiscaron en el este de Asia unos 450 millones de pastillas de yaba, un aumento desde los 250 millones de 2013. Las confiscaciones de metanfetamina (crystal meth), una forma más fuerte y cara, subieron de 14 toneladas a 33 toneladas. La policía estima que secuestran apenas la décima parte del total", detalló el artículo.

La triple frontera entre Myanmar, Laos y Tailandia, llamada el Triángulo Dorado, es un área de enorme delincuencia. (Wikipedia)
La triple frontera entre Myanmar, Laos y Tailandia, llamada el Triángulo Dorado, es un área de enorme delincuencia. (Wikipedia)

El escenario donde se produce una cantidad de metanfetamina mayor que la que se hace en América del Norte son las fronteras sin control de Myanmar, donde las milicias, en su mayoría sostenidas por el gobierno, y los grupos étnicos armados ocupan el territorio. La autoridades de control de narcóticos rara vez se atreven a ingresar en esas áreas.

"Los fabricantes han actualizado sus instalaciones", siguió el medio británico. "A diferencia del opio, la metanfetamina es una droga sintética que se obtiene por la mezcla de químicos. Una producción de esta escala requiere cientos de laboratorios con equipos especiales, como ollas a presión y contenedores de gas hidrógeno, además de generadores tan grandes como los que usan los hoteles y toneladas de ingredientes, que en su mayoría llegan desde China".

Autoridades tailandesas secuestran un cargamento de metanfetamina.
Autoridades tailandesas secuestran un cargamento de metanfetamina.

Es difícil saber quién controla el negocio delictivo. Aunque milicias como la Kwang Hka, de 4.000 miembros, que opera en la zona, han negado tener responsabilidad en el asunto, los expertos internacionales no lo creen. "La explicación más probable es que las milicias, los insurgentes de grupos étnicos y el ejército están todos involucrados", agregó The Economist.

"El dinero que se obtiene probablemente se lava mediante casinos y restaurantes sospechosamente vacíos propiedad de los grupos de las milicias. Muchos creen que el cabecilla es el Ejército Unido del Estado Wa (UWSA), un grupo armado que controla amplias partes del estado de Shan y tiene unos 30.000 soldados. Algunos lo consideran la organización criminal internacional más grande del mundo".

En Myanmar, el estado de Shan, que tiene frontera con China, Laos y Tailandia, es el centro productor y distribuidor de esta droga.
En Myanmar, el estado de Shan, que tiene frontera con China, Laos y Tailandia, es el centro productor y distribuidor de esta droga.

La metanfetamina sale de Myanmar probablemente en mochilas que cargan las personas que simplemente caminan por la selva hasta Tailandia o Laos, o directamente hacia China. Otra forma de traficar es mediante pequeñas embarcaciones que salen al mar de Andamán, donde otras, más grandes, recogen su carga.

"El tráfico internacional es muy redituable. El precio minorista de un gramo de crystal meth es de USD 16 en Myanmar, pero de alrededor de USD 300 en Australia", siguió el texto. Las redes de distribución se amplían: "Los productores probablemente confían en las conexiones de UWSA con grupos del crimen organizado en el extranjero, como la mafia china, la yakuza japonesa y las pandillas de motociclistas australianas".

Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Taiwan son lugares donde se ha verificado la presencia de metanfetamina de Myanmar. Se cree que una de las rutas de mayor crecimiento hoy es Bangladesh: la cantidad de píldoras secuestradas por las autoridades pasó de 3 millones en 2013 a 40 millones en 2017.

Las respuestas del gobierno han sido negativas, ya que la "guerra contra las drogas" en Bangladesh, inspirada en campañas similares en Tailandia (2003) y Filipinas (desde 2016), han dado como resultado un baño de sangre. Desde mayo de 208 la organización de derechos humanos Odhikar contó 380 asesinatos extrajudiciales de presuntos vendedores y consumidores de yaba. "La cifra real podría ser del doble o el triple", advirtió el artículo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: