El aeropuerto londinense de Gatwick mantuvo suspendidos sus vuelos después de que la pista fuese cerrada por la aparente presencia de dos drones en las cercanías de la terminal, lo que ha afectado a miles de pasajeros. EFE/ Facundo Arrizabalaga
El aeropuerto londinense de Gatwick mantuvo suspendidos sus vuelos después de que la pista fuese cerrada por la aparente presencia de dos drones en las cercanías de la terminal, lo que ha afectado a miles de pasajeros. EFE/ Facundo Arrizabalaga

(Nota publicada por Aurora)

El ejército británico empleó un equipo ultra avanzado israelí para neutralizar los drones que durante alrededor de 36 horas le hicieron la vida imposible a cientos de miles de personas en el aeropuerto de Gatwick, en Londres.

Las fuerzas armadas británicas compraron meses atrás seis sistemas "Drone Dome" ("La cúpula de drones") a la empresa israelí Rafael Advanced Defense Systems por 20 millones de dólares tras comprobar su eficacia, en los campos de batalla de Siria e Irak, para derribar los aviones no tripulados del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

El dispositivo cuenta con un radar de alta tecnología y un telémetro laser para localizar drones en un rango de entre de 3 y 10 kilómetros.

(Thomas Hornall/PA via AP)
(Thomas Hornall/PA via AP)

Una vez que el sistema se enfoca sobre el drone amenazante, una transmisión de radiofrecuencia de interferencia es usada para sobrecargar al avión no tripulado con señales bloqueando la comunicación con su operador. En esa situación, el drone se vuelve inservible al quedar fuera de control, ya sea si cae al suelo o se desintegra.

Se puede "matar suavemente" al drone amenazante interrumpiendo la comunicación con el operador y haciéndolo aterrizar de forma segura.

El dispositivo viene también con un láser de alta potencia que permite "liquidar brutalmente" al dron, derritiéndolo en el aire. Pero el ejército británico no compró esta última versión.

El sistema fue usado recientemente para proteger a los líderes mundiales durante la cumbre del G20 y en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, ambos en Buenos Aires.