Cada semana, familiares de Steve y Pat Russell ponían flores en la tumba familiar de la pareja y de sus hijas Kerry y Kirsty. Y cada semana, las flores desaparecían.

Los Russell fallecieron en años recientes, después que Kerry muriera tempranamente a los 12 y Kirstie a los 18 por problemas del corazón.  Los cuatro fueron sepultados en el cementerio Eastern, de la ciudad de Kingston Upon Hull, en el condado de Yorkshire, Gran Bretaña.

Las hermanas Kerry y Kirsty Russell, fallecidas tempranamente por problemas del corazón. Alguien robaba las flores en la tumba que comparten con sus padres
Las hermanas Kerry y Kirsty Russell, fallecidas tempranamente por problemas del corazón. Alguien robaba las flores en la tumba que comparten con sus padres

De acuerdo con Allan Hilley, sobrino de los Russell, amigos de la familia que visitaban la tumba y también ponían flores lo llamaron hace poco para dejarle saber que alguien las estaba robando.

Se pusieron de acuerdo, en septiembre instalaron una cámara digital en una posición que no quedara a la vista fácilmente, y al revisar la grabación encontraron las imágenes del hombre robando las flores.

Ningún miembro de la familia, ni los amigos, pudieron reconocerlo. El video fue entregado a la policía de Humberside.

Pero no es el único caso de robo en ese cementerio, ni tampoco el único incidente que molesta a los familiares de los difuntos.

El cementerio Eastern, en Hull, condado de Yorkshire, Gran Bretaña
El cementerio Eastern, en Hull, condado de Yorkshire, Gran Bretaña

En junio, una mujer que suele ir a poner flores en la tumba de su esposo le dijo a medios locales que temía hacerlo porque ha visto parejas teniendo sexo sobre las tumbas, sin el menor recato.

Kay Caley, de 65 años, se ha encontrado también pandillas de jóvenes merodeando en el lugar, lo que le impide estar tranquila cuando visita la tumba y quiere pasar un rato de reflexión.

"Me veo obligada a estar mirando constantemente por encima del hombro para ver lo que pasa a mi alrededor", declaró Caley. "Ya no me siento segura yendo sola. Si mis hijos no van conmigo, espero que haya otras personas en los alrededores para ir".

Alguien se robó un reloj que su hijo había ocultado junto a la tumba del padre, lo cual le hace pensar que los ladrones están escarbando en busca de lo que puedan encontrar para llevárselo.

Kenny Rodgers
Kenny Rodgers

También se conoció el caso de Kenny Rodgers, de 46 años, a quien robaron pertenencias en la tumba de su padre.

La policía no había anunciado ningún arresto vinculado con los casos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: