Un destructor Tipo-52 de la marina China, clase “Luhu”
Un destructor Tipo-52 de la marina China, clase “Luhu”

Un destructor chino navegó a pocos metros de un buque de guerra del mismo tipo estadounidense, forzándolo a realizar un brusco viraje en el disputado Mar de China Meridional (también conocido como Mar del Sur de China), informaron el lunes responsables de ambos países.

La maniobra china, que por poco provoca una colisión, fue descrita como "insegura y poco profesional" por las autoridades estadounidenses en el Departamento de Defensa.

El hecho ocurrió el domingo, cuando el destructor misilístico USS Decatur navegó a unas 12 millas náuticas (unos 22 kilómetros) de los arrecifes de Gaven y Johnson en las Islas Spratly, un archipiélago reclamado casi en su totalidad por China y parcialmente por Malasia, Taiwan, Brunei, Filipinas y Vietnam.

El USS Decatur, de la clase Arleigh Burke, estaba practicando lo que Washington llama una de sus "operaciones de libertad de navegación", realizadas regularmente en territorios en disputa respetando el límite de 12 millas náuticas pero asegurando al mismo tiempo la libre de circulación en aguas internacionales.

China, en particular, ha estado en los últimos años construyendo bases militares en las islas en disputa para reforzar su reclamo, y regularmente envía buques de guerra y aviones a controlar lo que considera su territorio, aunque no cuente con reconocimiento internacional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Durante la operación en cuestión un destructor chino Tipo-52B de la clase Luyang se acercó al USS Decatur "en una maniobra insegura y poco profesional en las cercanías del arrecife Gaven en el Mar del Sur de China", indicó el vocero de la Flota del Pacífico de Estados Unidos, comandante Nate Christensen.

El Luyang realizó "maniobras cada vez más agresivas y advirtió al Decatur para que abandonara el área", agregó. El destructor chino llegó a una distancia de 40 metros de la proa del buque estadounidense, que debió virar bruscamente para prevenir una colisión.

El ministerio de Defensa de China emitió su propio comunicado alegando que el Luyang "dio una advertencia" al Decatur luego de que este ingresara al área "sin permiso".

"Los Estados Unidos repetidas veces envían sus buques de guerra las aguas territoriales cerca de arrecifes e islas chinas en el Mar del Sur de China", indicó. "Este comportamiento amenaza gravemente la soberanía y seguridad de China, daña gravemente las relaciones entre Beijing y Washington y entre sus fuerzas armadas, y daña gravemente a la paz y estabilidad regionales", agregó.

La relación entre las dos superpotencias se encuentra en momento de gran tensión, que ha venido en alza desde que el presidente Donald Trump llegó a la Casa Blanca en 2017.

Desde hace años Beijing está construyendo bases militares en islotes y arrecifes en disputa en el Mar del Sur de China
Desde hace años Beijing está construyendo bases militares en islotes y arrecifes en disputa en el Mar del Sur de China

Además de los numerosos encuentros en el Mar del Sur de China, ambos países están trenzados en una dura guerra comercial de tarifas recíprocas iniciada por Trump y que ha alcanzado los 200.000 millones de dólares en productos comerciados.

En este contexto, la decisión reciente de Washington de autorizar una venta de armas por 1.300 millones de dólares a Taiwán, que se encuentra enfrentado a China desde 1949, ha sido visto por Beijing como una provocación.

En respuesta China negó la semana pasada el uso del puerto de Hong Kong a un buque de guerra estadounidense, lo que a su provocó la cancelación de una reunión entre militares de alto rango de ambos país que estaba pautada de antemano.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: