(Reuters)
(Reuters)

La respuesta de China a los nuevos aranceles de EEUU se produjo este martes, cuando el Ministerio de Comercio advirtió de que se verá obligado a tomar represalias equivalentes, sin precisar cuáles, y pidió a Donald Trump que rectifique "a tiempo", probablemente refiriéndose a antes del lunes, cuando entrará en vigor la nueva tanda de tarifas.

"China se verá obligada a adoptar contramedidas para salvaguardar sus intereses y derechos legítimos, así como el orden del libre comercio global", indicó el gobierno  en un comunicado, después de conocerse el anuncio de Trump que impone aranceles del 10% a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares.

En concreto, se verán afectados más de 5.000 bienes -como bolsos, arroz o prendas textiles- con gravámenes del 10 por ciento, que podrían subirse hasta el 25 por ciento a partir de enero si ambos países no alcanzan un acuerdo, según amenazó el presidente estadounidense.

"Estamos profundamente apesadumbrados", agregó el Ministerio de Comercio del país asiático, que manifestó su esperanza de que "EEUU reconozca las consecuencias dañinas de su acción y rectifique a tiempo con medidas convincentes".

Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping (AP)
Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping (AP)

Aunque dijo que tomará medidas equivalentes, no precisó si consistirán en la aplicación de aranceles ni, en caso de ser así, por qué valor, aunque el mercado vaticina tarifas de Beijing a bienes estadounidenses que sumen 60.000 millones de dólares. Esa posible respuesta desencadenaría nuevas medidas de Trump quien, según avanzó el lunes, está dispuesto a imponer una nueva oleada de tarifas a productos por valor de 267.000 millones de dólares. Si se llega a esta fase, serán todas las importaciones desde China que estarán sujetas a medidas proteccionistas de Estados Unidos.

Los equipos negociadores de Washington y de Beijing han mantenido ya cuatro rondas de conversaciones (dos en cada ciudad) en las que no han conseguido ningún acuerdo, y se emplazaron la semana pasada a una nueva reunión a finales de este mes en suelo estadounidense, a invitación de los norteamericanos.

No obstante, la confirmación de que una nueva tanda de aranceles de semejante envergadura se empezará a aplicar desde el próximo lunes pone en riesgo esa reunión, según alertó el diario South China Morning Post, que publicó que podría cancelarse. El Gobierno chino está revisando sus anteriores planes de mandar la próxima semana a Washington una delegación encabezada por el viceprimer ministro Liu He con el fin de negociar una salida a la actual guerra comercial, destacó el rotativo hongkonés.

El presidente d elos EEUU, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping; durante su cumbre en Beijing en noviembre de 2017
El presidente d elos EEUU, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping; durante su cumbre en Beijing en noviembre de 2017

"Ya hemos recalcado que estos diálogos tienen que suceder en un marco de paridad, igualdad y buena fe para resolver los asuntos entre las dos partes pero lo que EEUU ha hecho demuestra falta de sinceridad y buena fe", apuntó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

A pesar de las continuas amenazas por parte de ambas potencias, hasta la fecha únicamente se han impuesto aranceles mutuos por valor de 50.000 millones de dólares que se aplicaron en dos fases (una inicial a bienes de 34.000 millones y una segunda a productos por valor de 16.000).

En ambos casos, Beijing esperó a que entraran en vigor las tarifas estadounidenses para aplicar de forma inmediata las suyas, lo que, en caso de repetirse, implicaría que el próximo lunes 24 -festivo en el país por la Fiesta de Medio Otoño- podría ser el día en que se aplique la reacción.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: