Las erupciones volcánicas siguen golpeando a la isla de Hawaii. Este lunes, una erupción arrojó lava sobre el techo de un barco turístico cerca de la Isla Grande. A raíz de lo sucedido, al menos 23 personas resultaron heridas, informaron las autoridades.

Uno de los pasajeros se fracturó la pierna y otros tenían quemaduras, indicó el Departamento de Tierra y Recursos Naturales de Hawai, que señaló que de momento se desconoce la magnitud de las lesiones.

Los pasajeros estaban en un recorrido en bote que lleva a los turistas a ver la lava que se interna en el océano. Varias compañías operan dichos recorridos.

La empresa encargada de este paseo, Lava Ocean, no hizo comentarios aún sobre el incidente.

"Fue una explosión", dijo Janet Snyder, portavoz de la alcaldía del condado de Hawaii, citada en el diario Tribune Herald. "El bote estaba cubierto en lava".

Las autoridades han advertido sobre el peligro de acercarse a la lava que llega hasta el mar y han dicho que la interacción puede crear nubes de ácido clorhídrico y de partículas de vidrio que pueden provocar irritaciones.

La lava proviene del volcán Kilauea, el cual ha hecho erupción desde principios de mayo en una zona residencial rural.

De los heridos, 13 fueron derivados a un hospital, mientras que los otros diez fueron atendidos en el puerto.

Con información de AP y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: