El jefe de gobierno, Mariano Rajoy, y el líder socialista Pedro Sánchez (Reuters)
El jefe de gobierno, Mariano Rajoy, y el líder socialista Pedro Sánchez (Reuters)

Pedro Sánchez, candidato a presidente del Gobierno español en la moción de censura que su partido, el PSOE, presentó contra Mariano Rajoy, se mostró abierto a consensuar con los otros grupos parlamentarios la fecha de las elecciones, si sale adelante su pedido.

El PSOE, principal partido de la oposición, con 84 diputados de los 350 que tiene el Congreso, presentó el pasado 25 de mayo una moción de censura contra el Ejecutivo, después de que este partido haya sido condenado por lucrarse en una trama de corrupción y de quedar acreditada una caja "B" en esa formación.

Sánchez, que se reunió este martes en el Congreso con los diputados y senadores del PSOE para explicarles las razones de su decisión, confirmó que ha iniciado los contactos con otros grupos para hablar de la moción de censura. Para que la moción salga adelante necesita la mayoría absoluta de la Cámara, es decir, 176 votos.

Rajoy se defendió de las acusaciones en su contra (EFE)
Rajoy se defendió de las acusaciones en su contra (EFE)

En una comparecencia en la que ya habló de sí mismo como "un gobierno que tendrá una hoja de ruta clara", el líder socialista dijo que posteriormente buscaría un acuerdo para fijar la fecha de unas elecciones.

"Primero queremos lograr un consenso en torno a la censura a Mariano Rajoy; en segundo lugar, un consenso en torno a una necesaria estabilidad y normalización de la vida política de nuestro país hoy convulsionada (…) y un consenso necesario en torno a la convocatoria de elecciones", declaró.

Sánchez, que a tres días de la decisiva votación parece tener muy complicado el éxito de la moción, abogó por la coincidencia de la gran mayoría de la cámara en la opinión de que Mariano Rajoy debe marcharse tras las últimas acciones judiciales que han avalado que hubo corrupción en el seno de su partido.

En el Congreso español hay cuatro grandes grupos: el popular, que reúne a 134 diputados, el socialista, con 84, Unidos Podemos (izquierda), con 67 y Ciudadanos, 32.

Rajoy, en la sesión en la que el Senado aprobó la intervención de Cataluña (AP)
Rajoy, en la sesión en la que el Senado aprobó la intervención de Cataluña (AP)

El candidato socialista ha redoblado su presión sobre los partidos que demandan un adelanto electoral y advirtió a los grupos que no quieren apoyar su iniciativa de que "no hay ningún cálculo político ni electoral que justifique la permanencia de Mariano Rajoy en el Gobierno".

Sánchez precisó que el respaldo a la moción no supone un sí al PSOE, sino a una democracia que se valora en sí misma e insistió en que la moción de censura es una salida constitucional, prevista en la Constitución, a una emergencia institucional provocada por el partido de gobierno.

De momento, sólo el grupo de Podemos ha manifestado su apoyo a la moción de censura del PSOE, mientras que Ciudadanos manifestó que no secundará la moción si Sánchez se mantiene como candidato, aunque los socialistas fijen una fecha para la celebración de elecciones.

Ciudadanos quiere un candidato "instrumental" cuya misión, según explicaron, sea la convocatoria inmediata de elecciones.

(Con información de EFE y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: