Mahmoud Abbas, presidente de Palestina (Reuters)
Mahmoud Abbas, presidente de Palestina (Reuters)

El presidente palestino Mahmoud Abbas declaró que fue la "función social" de los judíos, y no el antisemitismo, lo que provocó las masacres que sufrieron a lo largo de los siglos. Estas palabras provocaron la indignación y repudio en Israel, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la ONU.

Abbas, ya acusado en el pasado de antisemitismo, señaló que las matanzas realizadas contra los judíos de Europa en el curso de la Historia se debieron menos al antisemitismo que a su rol en la sociedad, en particular en el sector bancario.

Estas declaraciones tocaron un punto muy sensible en Israel. Las reacciones fueron muy fuertes en momentos en que las relaciones entre el gobierno israelí y la dirección palestina se han deteriorado profundamente

"Aparentemente, un negacionista continúa siendo un negacionista", repudió el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. "Es hora de que desaparezca", añadió.

"Con la mayor ignorancia y descarada agalla, afirmó que los judíos europeos fueron perseguidos y asesinados no porque fueran judíos, sino porque otorgaron préstamos con interés", apuntó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Para el embajador estadounidense en Israel, David Friedman, de origen judío, Abbas ha "caído más bajo que nunca".

Las declaraciones ofensivas las hizo el lunes ante el parlamento de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), en presencia de periodistas, en Ramallah, en Cisjordania.

"Desde el siglo XI hasta el Holocausto que tuvo lugar en Alemania, los judíos que vivían en Europa occidental y oriental sufrieron matanzas cada 10 o 15 años. Ellos (los judíos) dicen: 'porque somos judíos'", dijo Abbas, de 82 años, en un largo discurso de hora y media de duración.

Citó "tres libros" escritos por judíos como prueba, según él, de que "la hostilidad contra los judíos no se debe a su religión, sino más bien a su función social", afirmando que se refería a "sus funciones sociales relacionadas con los bancos e (préstamos con) intereses".

Netanyahu acusó a Abbas de “negacionista” (Reuters)
Netanyahu acusó a Abbas de “negacionista” (Reuters)

Abbas volvió a negar el vínculo milenario de los judíos con "la tierra de Israel" y presentó la creación de Israel hace 70 años como un proyecto "colonial", alentado por los europeos para hacer partir a los judíos

"El antisemitismo de Abu Mazen no tiene nada que envidiarle al de Goebbels", escribió en Facebook el ministro de Seguridad Interior israelí, Guilad Erdan, utilizando el sobrenombre Abbas.

El enviado estadounidense para Medio Oriente, Jason Greenblatt, que también es de origen judío, calificó las palabras de Abbas como "muy alarmantes y terriblemente desalentadoras".

"Quien crea que es debido a Israel que no tenemos la paz, haría bien en pensarlo dos veces", consideró Friedman.

La Unión Europea (UE) y la ONU fustigaron unas "declaraciones inaceptables sobre los orígenes del Holocausto y la legitimidad de Israel". La UE se manifestó decidida a combatir "todo intento de avalar, justificar o banalizar groseramente al Holocausto".

El enviado de la ONU para coordinar el proceso de paz en Medio Oriente, el búlgaro Nikolay Mladenov, por su parte rechazó las "teorías del complot".

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: