Más de 1.000 niños han sido secuestrados en Nigeria por el grupo yihadista Boko Haram, informó este viernes la Unicef, en un momento en que el país se prepara para conmemorar el cuarto aniversario del secuestro de las estudiantes de Chibok.

"Desde 2013, más de 1.000 niños han sido secuestrados por Boko Haram en el noreste de Nigeria, incluidas las 276 niñas raptadas de una escuela en la localidad de Chibok, en 2014", dijo la Unicef en un comunicado.

"Estos reiterados ataques contra niños en las escuelas son inadmisibles", dijo Mohamed Malick Fall, un representante del organismo en Nigeria.

La lucha del grupo Boko Haram por establecer un bastión islámico en el noreste del país ha costado al menos 20.000 vidas y ha obligado a más de 2 millones de personas a huir de sus hogares.

Jóvenes que fueron secuestradas por Boko Haram (AFP)
Jóvenes que fueron secuestradas por Boko Haram (AFP)

Las escuelas, especialmente las instituciones con un programa secular, han sido atacadas por Boko Haram, que en hausa puede traducirse como "la educación occidental está prohibida".

Al menos 2.295 profesores han sido asesinados y más de 1.400 escuelas destruidas por radicales islamistas desde que comenzó el conflicto en 2009, según cifras de la Unicef.

Aunque la ofensiva lanzada por el presidente nigeriano Muhammadu Buhari en 2015 ha logrado recuperar terreno, el grupo sigue realizando ataques mortales tanto contra civiles como contra los militares.

Boko Haram expande el terror entre los habitantes de Nigeria (AFP)
Boko Haram expande el terror entre los habitantes de Nigeria (AFP)

En febrero, el grupo islamista conmocionó al país tras irrumpir en una escuela en Dapchi, en el noreste del país, y secuestrar a más de 100 estudiantes.

La mayoría de las niñas fueron liberadas, pero el episodio y la criticada respuesta de las autoridades, revivió el trauma de Chibok.

De las 276 niñas secuestradas por Boko Haram en abril de 2014, se estima que unas 100 siguen en manos de sus captores.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: