Doña Sofía quería una foto con sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Las tomó por los hombros e, incluso, se inclinó para quedar a la misma altura de las niñas.  Pero parece que Letizia no estaba tan de acuerdo con la idea

La reina se cruzó varias veces delante del fotógrafo y se acercó para decirle unas palabras a su suegra que solo ellas escucharon. Casi en simultáneo, el intercambio se volvió más tenso porque la heredera al trono de España se sacó de manera brusca la mano de su abuela del hombro.

El episodio sucedió el domingo pasado en la catedral de Palma a la salida de la misa de Resurrección a la que asistió toda la familia real.

Tan incómodo fue el momento, que tuvo que intervenir el rey Felipe. De hecho, en la grabación se lo ve preocupado y parece preguntar qué está pasando.

Las imágenes rápidamente se viralizaron y causaron un gran revuelo. Incluso aparecieron reacciones de la familia real griega: Marie-Chantal, mujer de Pablo de Grecia y sobrina política de Doña Sofía, fue lapidaria. "Ninguna abuela merece ese trato", dijo, y disparó sobre Letizia: "Mostró su verdadera cara".

El episodio alimenta los rumores sobre una pésima relación entre la reina y su suegra.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: