Las autoridades españolas advirtieron acerca de los terribles efectos que deja el consumo del GHB, conocido como "éxtasis líquido", luego de difundirse un video de un sujeto fuera de sí en el baño de una discoteca, completamente desnudo.

El hecho ocurrió en diciembre en Coco, un conocido club de la capital de España, cuando tres personas fueron trasladadas de urgencia tras haber consumido la sustancia y perdido el control.

Uno de los involucrados fue grabado mientras realizaba movimientos extraños, en aparente desesperación, y sin vestir ninguna prenda. A pocos metros, otro sujeto, también desnudo, yace inconsciente en el baño. "Todo el mundo parecía saber qué ha pasado, pero rehúsan dar detalles e incluso desvían la atención sobre lo ocurrido", reportó Telemadrid desde la puerta del local.

Pese a su nombre, las autoridades sanitarias han explicado que el GHB no tiene similitud con el éxtasis. A diferencia de este, un estimulante, la sustancia es un depresor que, en sus primeros efectos, produce euforia y sensación de bienestar.

El consumo se realiza por vía oral, habitualmente mezclado con agua, según explica el portal ABC. Posteriormente, los efectos suelen ser somnolencia, obnubilación, confusión y, en algunos casos, delirios y alucinaciones.

LEA MÁS: