Este domingo por la mañana un accidente automovilístico casi termina en tragedia. Pero, a su vez, el desenlace fue propio de una película. El hecho ocurrió en Santa Ana, California.

Un conductor, que venía a muy alta velocidad, perdió el control del vehículo. La velocidad hizo que el auto volcara e increiblemente terminó incrustado en el segundo piso de un edificio de oficinas.

Afortunadamente no había personas en la vivienda.

El conductor y su acompañante, en tanto, también sobrevivieron al increíble accidente. Uno de ellos pudo salir del vehículo al instante, mientras que el otro permaneció atrapado durante más de una hora.

El Servicio de Búsqueda y Rescate Urbano del Condado de Los Ángeles (USAR) informó que "el vehículo golpeó el divisor central y salió volando y aterrizó en el edificio".

El choque provocó un pequeño incendio. No obstante, las primeras unidades de rescate que llegaron al lugar "extinguieron el fuego rápidamente".

Después de una hora, los socorristas retiraron del auto al pasajero que se encontraba atrapado, explicó a Daily Mail el capitán Stephen Horner de la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange.

Las autoridades no divulgaron la identidad de las personas involucradas en el accidente.

Ambos fueron inmediatamente trasladados a un hospital cercano "para recibir tratamiento por lesiones menores", indicó Horner.

LEA MÁS: