Cazas israelíes (archivo)
Cazas israelíes (archivo)

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos reportó que el ataque con cohetes contra posiciones militares en las afueras de Damasco fue realizado por aviones de Israel y tuvo como blanco depósitos de armas del grupo terrorista Hezbollah, aliado del régimen de Damasco, y de la División III del Ejército sirio.

El impacto de los cohetes causó varias explosiones en la zona y un incendio, sin que se hayan registrado víctimas.

El OSDH reportó que en la Brigada 155, el blanco del ataque, se guardan lanzadores de misiles Scud, entre otros armamentos. Hezbollah posee diferentes cohetes de medio y largo alcance y continúa buscando mejorar su arsenal.

La Fuerza Aérea israelí disparó "varios misiles" en dirección a la región de Qutayfe, al noreste de Damasco, y el ejército sirio "respondió" al ataque, "alcanzando uno de los aviones", según un comunicado oficial del régimen sirio.

Hezbollah
Hezbollah

Israel y Siria están técnicamente en guerra. Israel ocupa desde 1967 unos 1.200 kilómetros cuadrados de los altos del Golán, que anexó, una decisión que la comunidad internacional no reconoció. Unos 510 kilómetros cuadrados están bajo control sirio.

No es la primera vez que se produce un suceso de este tipo entre ambos países.

El pasado 4 de diciembre, baterías antiaéreas del Ejército sirio interceptaron varios proyectiles lanzados por aviones israelíes cerca de Damasco, según denunciaron medios oficiales de Siria.

(Con información de EFE y AFP)