El presidente chino Xi Jinping y el mandatario estadounidense Donald Trump durante su encuentro bilateral en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China (Reuters)
El presidente chino Xi Jinping y el mandatario estadounidense Donald Trump durante su encuentro bilateral en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China (Reuters)

El presidente estadounidense Donald Trump urgió este jueves a su homólogo Xi Jinping a que se implique de forma plena para resolver la crisis con Corea del Norte, y destacó la necesidad de "actuar rápido".

"El tiempo pasa, tenemos que actuar rápido", dijo el presidente estadounidense durante el segundo día de su visita a Beijing.

"Yo le pido a China que se implique de forma plena", agregó, instando también a Rusia a presionar al líder norcoreano Kim Jong Un.

Aunque China aprobó las últimas sanciones de la ONU contra Corea del Norte y prometió aplicarlas, Washington le pide que haga más para asfixiar económicamente a Pyongyang.

"China puede arreglar este problema fácil y rápidamente", dijo Trump.

"Yo le pido a Rusia ayuda para solucionar esta situación, que es potencialmente dramática", dijo Trump, que tiene previsto reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, al margen de una cumbre regional en Vietnam este fin de semana.

(Reuters/Damir Sagolj)
(Reuters/Damir Sagolj)

Después de que en su primer día en China Trump pudo visitar de forma privada la Ciudad Prohibida y asistió a una ópera china, este jueves Xi recibió a Trump por todo lo alto en el imponente Gran Salón del Pueblo.

"Nuestra reunión esta mañana fue excelente. Hablamos de Corea del Norte, y yo creo, al igual que usted, que existe una solución", declaró dirigiéndose al líder chino.

Hasta ahora los dos líderes no habían escatimado en halagos mutuos, pero en la reunión los esperaban temas espinosos, como el superávit comercial de China y la crisis con Corea del Norte.

"Presidente Xi, gracias por esta increíble ceremonia de bienvenida. Fue una muestra verdaderamente impresionante y memorable", tuiteó Trump.

Xi, quien ha instado en varias ocasiones a los Estados Unidos y a Corea del Norte a negociar para resolver de forma pacífica la crisis, dijo a Trump que sus países deberían "fortalecer la comunicación y la coordinación en los principales temas internacionales y regionales, incluyendo Corea del Norte y Afganistán".

Pero los expertos dudan de que China tome las medidas drásticas que Trump desea, como una suspensión de las exportaciones de petróleo hacia Corea del Norte, en la medida que Beijing tema que si aprieta demasiado fuerte el régimen de Pyongyang pueda colapsar.

"Yo no le reprocho nada"

Las relaciones comerciales con China eran el otro gran tema que estaba sobre la mesa.

"Yo no le reprocho nada a China. Después de todo, ¿quién puede reprocharle a un país que se aproveche de otro para el bien de sus ciudadanos? ", dijo Trump.

"En cambio, le reprocho a las precedentes administraciones, que permitieron que este déficit comercial incontrolable se formara y creciera", dijo el presidente estadounidense, que durante su campaña prometió reducir el desequilibrio de la balanza comercial con China y acusó a Beijing de "robar" millones de empleos a los Estados Unidos.

"Tenemos que remediarlo, ya que esto no puede seguir así para nuestras grandes empresas estadounidenses y nuestros grandes trabajadores. Simplemente no es sostenible", dijo Trump en el segundo día de su visita a China.

En los 10 primeros meses del año, el déficit comercial estadounidense con China alcanzó los 223.000 millones de dólares.

En sus declaraciones, Xi dijo que China daba la bienvenida a la comunidad empresarial internacional.

"Seguir abriéndonos es nuestra estrategia a largo plazo. No vamos a estrechar ni a cerrar nuestras puertas. Vamos a seguir abriéndonos más y más", dijo.

El miércoles, en el primer día de su visita, Trump fue recibido con gran pompa, y en la gran recepción, después de la ópera, un grupo de niños lo aclamaba gritando la consigna "¡Bienvenido a China! ¡Te amamos!". 

En un mensaje, Trump agradeció a su homólogo chino por la "tarde y noche inolvidables en la Ciudad Prohibida", retuiteando un tuit de la AFP con una foto de las dos parejas presidenciales, de espaldas, mirando la Ciudad Prohibida.

Ambos mandatarios han desarrollado un vínculo fluido desde que Trump recibió a Xi como un amigo en la residencia de Mar-a-Lago en Florida en abril.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: