Una batería antiaérea de Arabia Saudita interceptó este sábado un misil balístico sobre el norte de su capital, Riad, según reportó el Ministerio de Defensa a través de un comunicado.

El texto oficial fue divulgado por la cadena oficial Al Arabiya luego de que se reportara una fuerte explosión en el aeropuerto Rey Khalid de Riad.

En tanto la cadena Al Ekhbariya señaló que el misil era "pequeño" y no provocó daños. Imágenes divulgadas en redes sociales mostraban la batería saudita en acción contra el misil balístico.

El misil Burqan 2H habría volado unos 500 kilómetros antes de ser interceptado
El misil Burqan 2H habría volado unos 500 kilómetros antes de ser interceptado

También había reportes de la cadena yemení Al Masirah que indicaban que el misil habría sido lanzado por rebeldes hutíes en el vecino Yemen, contra quienes una coalición liderada por Arabia Saudita lucha en la guerra civil de ese país.

El ministerio de Defensa de yemen, controlado por los hutíes, informó tiempo después que se trató del lanzamiento de un misil balístico "Burqan 2H", basado en el SCUD soviético, según destacó la CNN.

"Las ciudades capitales de los países que nos bombardean constantemente, matando civiles inocentes, no serán perdonadas por nuestros misiles", dijo un portavoz de los hutíes a la cadena qatarí Al Jazeera.

El misil habría recorrido unos 500 kilómetros antes de ser interceptado. en una zona en la que no habría provocado daños. El aeropuerto internacional Rey Khalid informó en un tuit que las operaciones no se verían interrumpidas.

Al respecto, Arabia Saudita ha informado de múltiples intercepciones de misiles balísticos provenientes de Yemen durante este año. Pero esta es la primera vez que un proyectil se acerca a la capital.

La guerra civil en Yemen comenzó en 2014 cuando los rebeldes chiitas seguidores del fallecido líder político Hussein Badreddin al-Houthi tomaron la capital, Saná, y gran parte del país, expulsando el presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi a la ciudad de Aden.

Acusando a Irán de proveer fondos y armas para los hutíes, Arabia Saudita coordinó en 2015 una intervención militar de parte países árabes sunitas para asistir al presidente Hadi.

Desde entonces se calcula que 10.000 personas han muerto y 40.000 han resultado heridas en una cruenta guerra que aún continúa.

LEA MÁS: