El Papa Francisco reiteró su consternación por el homicidio de dos sacerdotes jesuitas

El jerarca de la Iglesia Católica utilizó su cuenta de Twitter para volver a pronunciarse sobre el crimen, al tiempo que destacó que hay muchos asesinatos en México que causan un “sufrimiento inútil”

El papa Francisco lamentó el homicidio de dos sacerdotes jesuitas y un civil ocurrido el pasado lunes en la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua (México). Foto: REUTERS/Guglielmo Mangiapane
El papa Francisco lamentó el homicidio de dos sacerdotes jesuitas y un civil ocurrido el pasado lunes en la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua (México). Foto: REUTERS/Guglielmo Mangiapane

El Papa Francisco expresó su dolor y consternación por el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas y un laico, en el municipio de Urique, estado de Chihuahua, al norte de México.

A través de su cuenta de Twitter, el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica escribió: “Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en #México, anteayer, de dos religiosos jesuitas y de un laico. ¡Cuántos asesinatos en México! La violencia no resuelve los problemas, sino que solo aumenta los sufrimientos innecesarios”, lamentó en la red social.

Más temprano, durante la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro, en El Vaticano, el Papa Francisco expresó su “consternación” por “tantos asesinatos en México” que causan un “sufrimiento inútil”.

“Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en México, anteayer, de dos religiosos, mis hermanos jesuitas, y un laico. Tantos asesinatos en México”, dijo el jerarca católico ante miles de fieles congregados en la Plaza.

Y continuó ante los presentes: “Me acerco con afecto y oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más repito que la violencia no resuelve los problemas sino que aumenta el sufrimiento inútil”, insistió.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM), emitió un comunicado a través de sus canales oficiales en internet, donde manifestaron su “profundo dolor e indignación” por el triple homicidio.

Exigieron que se investigue inmediatamente el suceso por parte de las autoridades, “en medio de tanta muerte y crimen que se vive en el país”, además de brindar seguridad a la comunidad de jesuitas en México.

Por su parte y durante su tradicional conferencia mañanera de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya fueron enviados elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a Chihuahua con la finalidad de localizar los cuerpos de los sacerdotes  Javier Campos Morales, de 79 años, y Joaquín César Mora Salazar, de 80.

“Dimos la instrucción, aunque se trata del fuero común, de enviar a elementos de la Secretaría de la Defensa, ahora lo que nos importa más es encontrar los cuerpos y detener a los responsables, ya se ha avanzado en la investigación”, aseguró-

A la par, el mandatario federal detalló que también comenzaron labores de búsqueda para encontrar el cuerpo de un civil y a otras dos personas desaparecidas en la misma comunidad de Urique, entre ellas la esposa de una de las víctimas.

Mientras abordaba los hechos ocurridos, López Obrador también dio sus condolencias por la muerte de los jesuitas.

Foto: REUTERS/Edgard Garrido/ Archivo
Foto: REUTERS/Edgard Garrido/ Archivo

“Quiero expresar mis condolencias a la compañía de Jesús, a los jesuitas de México y el mundo por estos lamentables hechos en la Sierra Tarahumara, en el municipio de Urique”, dijo el jefe del Ejecutivo.

El mandatario federal aseguró que se tiene identificado a un sujeto apodado “El Chueco” como responsable de los asesinatos, pero además, tiene una orden de aprehensión desde 2018 por el homicidio de un profesor y turista estadounidense identificado como Patrick Braxton Andrew.

De acuerdo con las versión oficial, el pasado lunes 20 de junio, Javier Campos Morales, llamado El Gallo, y Joaquín César Mora, Morita, ambos sacerdotes jesuitas, intentaron ayudar a un hombre que era perseguido por sujetos armados en la comunidad de Cerocahui, en el municipio de Urique.

En su intento por auxiliarlo, los tres fueron asesinados dentro del templo de la comunidad. Las autoridades locales han asegurado que el asesinato fue perpetrado por un hombre que ya contaba con una orden de aprehensión en su contra emitida en 2018, luego de que asesinara a un turista estadounidense.

De acuerdo con reportes preliminares, el presunto responsable siguió a su víctima hasta el interior del centro religioso y, sin dudarlo dos veces, abrió fuego contra el sujeto que era perseguido y contra los religiosos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR