Nuevo León nombró nuevos fiscales Antisecuestros y de Personas Desaparecidas

El fiscal general, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, realizó dos nuevos nombramientos en dependencias clave en la búsqueda de personas

Gustavo Adolfo Guerrero, fiscal de Nuevo León, anunció el nombramiento de Juan Antulio Botello y Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez (Foto: Fiscalía de Nuevo León)
Gustavo Adolfo Guerrero, fiscal de Nuevo León, anunció el nombramiento de Juan Antulio Botello y Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez (Foto: Fiscalía de Nuevo León)

La Fiscalía General de Justicia de Nuevo León realizó dos nuevos nombramientos en las Fiscalías Especializadas en Antisecuestros así como en la de Personas Desaparecidas.

El titular de la dependencia, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, nombró como Fiscal Especializado en Antisecuestros al licenciado Juan Antulio Botello Cantú. Por su parte, Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez fue nombrado como Fiscal Especializado en Personas Desaparecidas, informó la institución a través de un comunicado.

La dependencia afirmó que ambos funcionarios cuentan con una amplia carrera ministerial. Se incorporan al trabajo realizado en ambas Fiscalías, en donde se ceñirán a los protocolos de acción nacionales, así como bajo coordinación interinstitucional, lo que incluye el trabajo conjunto con los organismos de la sociedad civil que constantemente colaboran con dichas dependencias en la procuración y búsqueda de justicia.

El titular de la Fiscalía General de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, nombró como Fiscal Especializado en Personas Desaparecidas a Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez. (Foto: Fiscalía de Nuevo León).
El titular de la Fiscalía General de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, nombró como Fiscal Especializado en Personas Desaparecidas a Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez. (Foto: Fiscalía de Nuevo León).

Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez y Juan Antulio Botello Cantú llegan a ocupar los cargos que quedaron vacantes desde el despido de Rodolfo Salinas Peña y Javier Caballero García, quienes ocupaban las Fiscalías de Personas Desaparecidas y Antisecuestros, respectivamente.

Dichos funcionarios fueron cesados de su cargo por un mal manejo del caso Debanhi Escobar. Los suspendidos, se explicó, actuaron con negligencia y presentaron omisión en las investigaciones en donde no consiguieron resultados concluyentes, no sólo en el caso Debanhi, sino en todas las líneas de investigación abiertas en las que se incluían temas de trata de blancas y narcotráfico.

A finales de abril, en Fiscal Guerrero Gutiérrez reconoció las deficiencias en el proceso de búsqueda de Debanhi, por lo que dictó la baja de los dos fiscales.

Rodofo Salinas Peña y Javier Caballero García fueron cesados de su cargo por la mala gestión del caso Debanhi Escobar. 
(Foto: Instagram/@debanhi.escobar)
Rodofo Salinas Peña y Javier Caballero García fueron cesados de su cargo por la mala gestión del caso Debanhi Escobar. (Foto: Instagram/@debanhi.escobar)

Asimismo, el Fiscal General comenzó un proceso administrativo de responsabilidad en contra de todas aquellas personas que pudieron intervenir en la búsqueda de la joven desaparecida, pues hubo omisiones y errores en todo el procedimiento. El Fiscal afirmó que se detectaron inconsistencias por parte de las personas encargadas de llevar el caso.

Recientemente, tras darse a conocer los resultados de la segunda autopsia al cuerpo de Debanhi, su padre, Mario Escobar, calificó de corrupta a la Fiscalía y pidió la renuncia del titular, Gustavo Adolfo. A través de un video, el padre exigió una depuración en el organismo, al tiempo que declaraba no confiar en él. “Ya me quitaron a mi hija, la asesinaron, la mataron, me esconden videos, no confío en la fiscalía de Nuevo León, exijo que se haga una depuración”, reviró Escobar.

¿Quiénes ocupan las dependencias?

Raúl Alejandro Sepúlveda Martínez es egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en donde cuenta con una maestría en Derecho de amparo. Es hijo de dos abogados nuevoleoneses: Ana Martínez Gámez, jueza y ex catedrática de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y Javier Sepúlveda Ponce, abogado litigante y también catedrático de la UANL, por lo que desde joven tuvo la influencia de la abogacía en su vida.

Por su parte, Juan Antulio Botello Cantú es egresado por la Autónoma de Nuevo León en donde también estudió la maestría en Derecho con orientación en Derecho de Amparo. Se desempeñó como Agente del Ministerio Público en la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJNL), donde posteriormente se convirtió en Coordinador de Agentes en la misma dependencia. Desde 2014 ejerció el puesto de Director de la Fiscalía zona Escobedo, en Nuevo León. En 2018 fue nombrado titular de la Fiscalía Especializada en Homicidios y Lesiones Graves de la Fiscalía General del estado.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR