Una camioneta robada revela nuevos detalles de la masacre de 20 personas en Zinapécuaro

Antonio, un técnico de aires acondicionados, pasaba frente al palenque donde fueron masacradas 20 personas, cuando fue despojado de su vehículo

Soldados en el rancho El Paraíso, donde ocurrían peleas de gallos clandestinas (Foto: REUTERS)
Soldados en el rancho El Paraíso, donde ocurrían peleas de gallos clandestinas (Foto: REUTERS)

La masacre de 20 personas en Zinapécuaro, Michoacán, involucró a más víctimas de las que se dieron a conocer por las autoridades. Antonio “N”, un técnico de aires acondicionados, estuvo involucrado —sin saberlo— en una de las matanzas más crueles cometidas en Michoacán.

Desde el exilio, el hombre aseguró para Milenio Noticias, que su camioneta fue utilizada por miembros de Los Correa para cometer el multihomicidio.

Antonio circulaba por la carretera que va de Zinapécuaro a Acámbaro (Guanajuato) cuando civiles armados lo despojaron de su vehículo. De acuerdo con su testimonio, los sujetos comenzaron a golpear los vidrios de la camioneta y lo bajaron violentamente.

Los hombres vestían armas largas y equipo táctico, por lo que Antonio pensó que se trataba de militares. En la camioneta modelo Ford Focus 2019 la víctima trasladaba herramientas especializadas para su trabajo valuadas en 50 mil pesos.

El gobernador de la entidad, Alfredo Ramírez Bedolla reconoció que la mayoría de los ejecutados contaban con órdenes de aprehensión por delitos relacionados con el narcotráfico.

La pugna entre Los Correa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha dejado una escalada de violencia en Michoacán. El pasado 27 de marzo, en un palenque de Zinapécuaro, 20 personas —presuntos integrantes del CJNG— fueron asesinadas.

Cinco presuntos integrantes de la Familia Michoacana fueron capturados por la masacre de 20 personas en Zinapécuaro
Cinco presuntos integrantes de la Familia Michoacana fueron capturados por la masacre de 20 personas en Zinapécuaro

Desde las 15:00 horas de ese día, varios hombres se reunieron en un palenque clandestino ubicado en el rancho El Paraíso, donde se habían pactado varias peleas de gallos.

Entre los asistentes se encontraba William Edwin Rivera Padilla, alias el Will o el Barbas, jefe de plaza del CJNG. El periodista Héctor de Mauleón asegura que este sujeto formó parte de la célula delictiva de Pablo Magaña Serrato, alias La Morsa o El M-5, líder de la Familia Michoacana y uno de los hombres más cercanos a Servando Gómez, La Tuta, el sanguinario cabecilla que dirigió, durante varios años, dicha organización criminal. La Morsa fue detenido en 2015, hecho que marcó el ascenso del Will dentro de la Familia Michoacana.

Como jefe de plaza, Rivera Padilla traicionó al cártel y se unió a las filas del CJNG, lo que abrió una disputa entre ambas organizaciones criminales.

Los Correa, una escisión de la Familia Michoacana, son liderados por Daniel Correa, quien supuestamente ordenó la masacre en el palenque. Por los hechos han sido detenidos cinco personas, quienes también estarían relacionadas con los sucesos violentos del pasado 9 de febrero, en el municipio de Maravatío, Michoacán.

De acuerdo con información de inteligencia, Los Correa tienen su base de operaciones en los municipios de Ciudad Hidalgo y Maravatío. Aunque también se extienden a una decena de regiones más como Zitácuaro, Ocampo o Indaparapeo, en los límites con el Estado de México. Estas últimas demarcaciones están situadas en la sierra montañosa.

El 17 de febrero del 2021, el CJNG difundió un video donde exhibía cómo degollaba a un operador del Cártel de los Correa, al tiempo que advertían la guerra en su contra. En las escena aparecían hasta diez sujetos embozados con armas largas y equipo táctico en medio de la noche. Uno de ellos mantenía firme el machete mientras otro recriminaba que los Correa abandonaron a “su gente”, para después comenzar a cortar la cabeza de su víctima.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR