Condusef: este es el modus operandi con el que suplantadores de instituciones financieras estafan a sus víctimas

De acuerdo con la Comisión, de enero a octubre de este año, 160 instituciones han sido afectadas por la suplantación de su nombre comercial y otros elementos, como sus domicilios, imágenes corporativas, teléfonos y logotipos

De acuerdo con la Condusef, de enero a octubre del 2021 se detectaron 160 instituciones financieras que han sido suplantadas (Foto: Pixabay)
De acuerdo con la Condusef, de enero a octubre del 2021 se detectaron 160 instituciones financieras que han sido suplantadas (Foto: Pixabay)

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dio a conocer que, del mes de enero a octubre de este año, 1 así como por la apropiación de algunos de sus datos fiscales o administrativos, a las cuales recientemente se sumaron una Sociedad Financiera Popular y 18 Sofomes, cuyos domicilios se encuentran en la Ciudad de México, Estado de México y Veracruz.

De acuerdo con la agencia gubernamental, la suplantación tiene como fin afectar económicamente a quienes requieren de un crédito, por lo que advirtió que, si alguna institución financiera pide dinero a los solicitantes de un supuesto crédito, probablemente podrían ser víctimas de fraude. De este modo, recomendó a los interesados en pedir un crédito, estar alertas al momento de realizar el trato.

Al respecto, la Condusef dio a conocer el modus operandi más común utilizado por los suplantadores para estafar a las personas que quieren obtener el financiamiento. Según la Comisión, los afectados han manifestado que, al inicio, una persona los contacta vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos, con pocos requisitos y con mensualidades de montos pequeños para hacerlos más atractivos.

Los afectados han manifestado que, al inicio, una persona los contacta vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos (Foto: EFE/ José Méndez)
Los afectados han manifestado que, al inicio, una persona los contacta vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos (Foto: EFE/ José Méndez)

Posteriormente, utilizan la razón social, los domicilios, la imagen corporativa, los teléfonos y los logotipos pertenecientes a entidades financieras constituidas legalmente y debidamente autorizadas, con el fin de hacerse pasar por ellas. Además, solicitan a sus víctimas enviar información personal mediante WhatsApp, “poniendo en riesgo sus datos personales”.

Después de haber obtenido la información personal de los interesados en obtener el crédito, los suplantadores piden anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria bajo el argumento de que se encargarán de gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar los gastos correspondientes a la apertura o como una especie de fianza de garantía, cuya suma regularmente equivale al 10% del monto total del crédito que solicitaron las víctimas, cuyos montos pueden ir desde los 1,000 hasta los 200,000 pesos.

Luego de que las víctimas realizan los depósitos a la cuenta señalada por los suplantadores, no reciben el crédito y localizar a los supuestos promotores se convierte en una tarea imposible. Es hasta el último momento que caen en cuenta de que fueron engañados y estafados; por ello, la Condusef dio a conocer este modus operandi y emitió una serie de recomendaciones para evitar ser víctima de este tipo de fraude:

Una de las recomendaciones de Condusef consiste en no otorgar dinero a ninguna institución financiera antes de haber formalizado el trato (Foto: Cuartoscuro)
Una de las recomendaciones de Condusef consiste en no otorgar dinero a ninguna institución financiera antes de haber formalizado el trato (Foto: Cuartoscuro)

1. Evita contratar préstamos o créditos en los que tengas que dar anticipos por cualquier concepto.

2. No otorgues dinero antes de la aprobación de un crédito, ya sea en materia de seguros, comisiones o gestión del crédito.

3. No entregues documentos personales o datos sensibles, como claves de cuentas bancarias o tarjetas de crédito o débito.

4. No realices operaciones mediante redes sociales o servicios de mensajería como WhatsApp

5. No firmes ningún documento sin haberlo leído y comprendido por completo

6. Si usas internet como forma de contacto, verifica la información, el sitio web y cerciorarte de que la página efectivamente pertenece a la institución financiera que deseas contactar para pedir el crédito

7. Finalmente, asegúrate de que la instancia financiera está registrada en el Sistema de Registros de Prestadores de Servicios Financieros o SIPRES, en donde se podrá verificar el domicilio, sitio web y teléfonos. Podrás hacerlo ingresando al siguiente enlace: https://webapps.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR